Saturday, October 23, 2021

López Obrador agradece a Trump por no cerrar frontera y pide acelerar T-MEC

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su rueda de prensa matutina, en el Palacio Nacional de Ciudad de México (México). EFE/José Méndez

México, 21 mar (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, agradeció este sábado al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, la decisión de no cerrar la frontera entre ambos países debido a la pandemia por el COVID-19.

El Gobierno de Trump anunció el viernes un acuerdo con México para “la suspensión del tráfico no esencial” en la frontera sur, en un esfuerzo coordinado para frenar la expansión de la pandemia del coronavirus. En cambio, la frontera seguirá abierta para el tránsito de alimentos, combustible, atención médica y medicamentos.

“Hablé con el presidente Donald Trump; le transmití la solidaridad de México con el pueblo y el Gobierno de los Estados Unidos. Agradecí su decisión de no cerrar la frontera”, escribió López Obrador en un mensaje de Twitter.

En un segundo mensaje, el mandatario informó que en la llamada también trataron el tema del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Le propuse acelerar la entrada en vigor del T-MEC para impulsar la recuperación económica de ambos países. Reafirmamos el compromiso de trabajar siempre juntos y, en especial, ahora que atravesamos por tiempos difíciles. Fue una plática afectuosa”, apuntó.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard explicó que tras dos días de negociaciones entre Washington y México -especialmente con el secretario de Estado Mike Pompeo- se acordó un catálogo de actividades esenciales para mantener el flujo económico en la frontera.

Por el paso entre México y Estados Unidos a diario transitan 1 millón de personas y se intercambian bienes y servicios por un valor de 1.700 millones de dólares.

También el viernes, las autoridades sanitarias de México registraron un total de 203 contagios de COVID-19 con dos fallecimientos confirmados.

Las autoridades mexicanas estiman que la mayoría de casos de COVID-19 fueron importados de Europa, principalmente de España.

México se encuentra en este momento en una fase de transición entre el escenario de importación de casos a uno de contagios comunitarios, para la cual se han tomado medidas como la suspensión de la actividades escolares en todo el país.