Saturday, October 16, 2021

Save The Children pide fondos para salvar a millones de niños de la pandemia

Londres, 7 abr (EFE).- La organización Save The Children pidió indicó hoy que quiere recaudar cien millones de dólares para poder salvar millones de vidas de niños de la pandemia del COVID-19, que afectará a aquellos “más vulnerables”, especialmente a los que viven en la pobreza o en zonas de conflicto.

En un comunicado, la ONG alerta de que la crisis originada por el coronavirus que azota a todo el globo “amenaza con devastar la salud y la educación” de los menores y genera “necesidades de protección sin precedentes”. La organización pretende recaudar esa cantidad para “mantener urgentemente a los niños y sus familias seguros durante el brote de COVID-19, la amenaza global más seria a la salud y seguridad”.

Desde el comienzo del brote, la ONG sigue intentando responder a las necesidades de comunidades en zonas afectadas, como China, Estados Unidos y Europa, según afirma en la nota. Ante la aceleración de la pandemia por otros países de rentas más bajas, Save The Children advierte de que “si no se actúa ahora en países del Sur de Asia y el África subsahariana, esto podría resultar en la pérdida de tres millones de vidas humanas”.

Inger Ashing, consejera delegada de Save The Children International, alertó de que la enfermedad “se está ahora expandiendo por los países más pobres del mundo, destruyendo más aún los frágiles sistemas sanitarios donde ya no hay tratamientos para salvar vidas de niños que tienen malaria, neumonía y desnutrición”.

“La pandemia dejará a muchos niños sin cuidadores, sin colegios y en peligro. Solo tenemos unas cuantas semanas para adoptar medidas rápidas, que determinarán cuántas vidas podemos salvar”, apuntó. Con los fondos recaudados, Save The Children “reforzará programas para poder resistir el impacto del virus y proteger a los niños más vulnerables en países más afectados, especialmente niños que viven en la pobreza, refugiados, en familias desplazadas, en comunidades en conflicto y en áreas de crisis”.

Una estrategia que incluye aumentar el apoyo a los sistemas sanitarios nacionales, el soporte de familias que se enfrentan a pérdidas de ganancias causadas por medidas de aislamiento, respaldar a menores no acompañados y asegurar que los niños siguen recibiendo una educación.

La nota subraya que, tras detectarse casos del virus en Siria y Afganistán, en Yemen y en campos de refugiados de rohinyás en Bangladesh, crece las preocupación por la propagación del virus.

Save The Children alerta de que la generación más joven se verá más impactada por el brote y que, en muchas de las comunidades más pobres del mundo, los niños serán forzados a trabajar y las adolescentes a casarse de manera forzosa, entre otros abusos.

En las últimas semanas la organización ya ha empezado a ampliar sus programas de ayuda, como en el caso de campos de refugiados de rohinyás, donde han distribuido suministros vitales a trabajadores sanitarios, o en Yemen, donde han formado a más de 80 voluntarios y 20 sanitarios para que repartan información entre las comunidades.

Save the Children actúa con medio millón de trabajadores sanitarios comunitarios en 44 países a fin de distribuir servicios vitales y aspira a formar a otros 100.000 en los próximos seis meses.