La Oferta

May 25, 2024

El estado de Nueva York supera los 10.000 muertos por COVID-19

Un empleado del servicio postal de los Estados Unidos trabaja en Nueva York, Nueva York, USA, 13 de abril de 2020. EFE/EPA/JUSTIN LANE

Nueva York, 13 abr (EFE).- Un total de 10.056 personas han fallecido por el COVID-19 en el estado de Nueva York, epicentro mundial de la enfermedad, anunció este lunes el gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo.

En su conferencia diaria, Cuomo comparó esta cifra con las 2.753 víctimas mortales causadas por los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra las torres gemelas y aseguró no obstante que los muertos en las últimas 24 horas (671) han registrado un descenso respecto a los días anteriores, que rondaron por encima de las 750 víctimas.

Asimismo, Cuomo aseguró que a pesar de estas muertes, los datos apuntan a un aplanamiento de la curva gracias a que se ha podido controlar la expansión de la enfermedad, que ya ha afectado a más de 195.000 personas.

En este sentido, apuntó que el número de hospitalizaciones registrado en las últimas horas fue de 1.958, la menor cifra desde el 29 de marzo, y el de enfermos admitidos en la unidad de cuidados intensivos fue de 83, manteniéndose por debajo de los cien ingresos diarios, como ha ocurrido en las ultimas tres jornadas.

Fotografía cedida por la Alcaldía de Nueva York donde aparece su alcalde, Bill de Blasio, mientras habla durante una rueda de prensa sobre el coronavirus este lunes en Nueva York, Nueva York. EFE/Ed Reed/Alcaldía de Nueva York

“¿Lo peor se ha acabado?”, se preguntó el gobernador antes de contestar “Sí, si continuamos avanzando de manera inteligente”, dijo en referencia a la necesidad de retomar de manera progresiva la actividad económica.

Sin embargo, advirtió de que “no va a haber una epifanía, no va a haber una mañana con los titulares diciendo: ¡Aleluya, se ha acabado! Eso no va a pasar”.

Sobre la recuperación de la actividad social y económica previa a la expansión del nuevo coronavirus, Cuomo destacó la importancia de mantener el “delicado equilibrio” entre el regreso a la vida cotidiana y el control de la expansión de la pandemia.

Así, apuntó que se está elaborando un “plan de reapertura” diseñado por expertos en economía y en el sistema de salud pública y no por políticos.

En este plan, según subrayó, no se perderá en ningún momento de vista el número de contagios, para lo que destacó como clave el aumento de la capacidad de hacer más pruebas de detección del virus.

En su comparecencia, también apuntó que está buscando un plan conjunto con los gobernadores de otros estados, entre los que citó Connecticut, Rhode Island, Nueva Jersey, Delaware y Pennsylvania, para trabajar juntos con el objetivo de elaborar un mismo plan para retomar la actividad de manera coordinada.