La Oferta

May 22, 2024

Kamala Harris promete impulsar estatus “esencial” de trabajadoras domésticas

Nueva York, 18 abr (EFE).– La senadora Kamala Harris, demócrata de California, escuchó este miércoles las historias de trabajadoras domésticas, a las que prometió que impulsará en un próximo proyecto de ley que sean consideradas dentro del grupo de empleados esenciales, sin importar su estatus legal, y que se les provea del equipo que necesitan para protegerse.

Durante una reunión virtual con la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas, Harris escuchó a trabajadoras como Gina, en Los Ángeles, que ha estado expuesta al coronavirus porque no le han provisto de equipo de protección, o Lourdes, que perdió el empleo porque la familia para la que trabajaba teme al contagio.

“Trabajo en un centro donde 30 personas se contagiaron del coronavirus y murieron dos trabajadores por la falta de equipo de protección. Tengo 65 años, soy de alto riesgo y tengo que continuar trabajando para pagar mis facturas. Tengo temor por mi salud”, contó Gina, una de al menos dos millones de mujeres que trabajan en los hogares cada día en el país.

También escuchó a Nicky, una paciente de Oakland que expresó su preocupación por su salud y la de las trabajadoras que están a cargo de su cuidado. De acuerdo con Nicky, a las que seis trabajadoras que se turnan para cuidarla tampoco se les proporcionan mascarillas, guantes u otro equipo de protección personal, una historia que se repite a través del país.

“El Gobierno tiene que ser responsable” y trabajar para todos, sostuvo la exaspirante presidencial, y expuso que estas trabajadoras, en su mayoría mujeres de color y migrantes indocumentadas, deben ser consideradas esenciales, al igual que los trabajadores agrícolas y los de la industria de los alimentos.

Las empleadas domésticas, que incluyen niñeras, trabajadoras de limpieza o que cuidan enfermos, “tienen un sentido de responsabilidad de cuidar a los que más necesitan”, y en medio de la pandemia salen a trabajar exponiéndose al contagio, destacó.

Igualmente indicó que estas trabajadoras no tienen la opción de trabajar desde casa como están haciendo millones para evitar el contagio con el virus. “Solo veinte por ciento de los que tienen diploma universitario pueden hacerlo desde su hogar y solo cuatro por ciento sin diploma de escuela superior pueden hacerlo también”, argumentó durante la reunión virtual.

Recordó que 40% de la comunidad latina ha sido impactada por la pandemia en el país.

“Vamos a ver el impacto en los estados que los latinos han sido afectados” y el trabajo remoto no es una opción, “especialmente cuando hablamos de trabajo a domicilio”, dijo.

“Un veinte por ciento de los afroamericanos (otro grupo afectado particularmente fuerte por la pandemia) no ha podido”, abundó.

Harris reiteró que la pandemia ha expuesto problemas que ya existían, como la desigualdad o la falta de seguridad.

“El trabajo de los empleados domésticos es esencial. Durante esta crisis ha habido una conversación sobre los trabajadores esenciales y estamos asegurándonos que el Gobierno federal defina como trabajadores esenciales a los que cuidan a los demás”, argumentó.

Harris, exfiscal, dijo a las empleadas domésticas que trabaja también para que se suspenda el pago de los intereses de las tarjetas de crédito, al recordar que hay hasta el momento 22 millones de personas sin empleo y que necesitan usarlas para comprar sus alimentos.

“Esta pérdida de empleo va a continuar. Esto no debe afectar su crédito porque puede tomar mucho tiempo para restablecerlo. Estoy luchando para que haya suspensión de intereses”, señaló.

La senadora aseguró además que trabaja en un proyecto de protección para trabajadores inmigrantes sin importa su estatus, para que tengan derecho a pruebas de COVID-19 y tratamiento gratis, incluyendo la vacuna contra la pandemia cuando esté disponible.