Tuesday, October 26, 2021

México lucha contra el colapso sanitario y evalúa extender medidas

Fotografía fechada el 22 de abril del 2020, del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, durante una entrevista con Efe, en Palacio Nacional de Ciudad de México (México). EFE/José Méndez

México, 23 abr (EFE).- Aunque no se aplicará una cuarentena obligatoria, México estima llegar a 8.000 muertos por COVID-19 y se prepara contra reloj para el pico de contagios que evite la saturación hospitalaria, dijo a Efe Hugo López-Gatell, la cara más visible en la lucha contra la pandemia.

“Estamos al borde de la saturación en alguna localidades como la Ciudad de México o Tijuana”, dijo en entrevista el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Este martes se declaró la entrada a la fase masiva de contagios (fase 3), que acumula más de 10.500 casos y 970 fallecidos, y alargó las medidas de distanciamiento social hasta el 30 de mayo.

El pico máximo se estima entre el 8 al 10 de mayo con “miles” de nuevos casos a diario y las autoridades se han preparado desde hace meses para atender la continencia, aseguró López-Gatell.

CONTRA LAS CRÍTICAS

El colapso sanitario en muchos países ha puesto en entredicho los planes de control mexicanos, que no obstante han sido alabados por la OMS.

Según datos del Banco Mundial, si Italia y España disponen de 3,4 y 3 camas por cada 1.000 habitantes, México se coloca al mismo nivel de Ecuador, con 1,5 por cada 1.000 personas.

Desde que se informó del primer caso el 28 de febrero se han producido decenas de protestas de médicos alegando falta de material.

“Tuvimos un momento de carencia relativa de insumos de protección oficial”, reconoció el médico cirujano, pues al principio se repartieron insumos de manera “no fundamentada”.

El gobernador del noroccidental estado de Baja California, Jaime Bonilla, criticó que el personal médico está cayendo “como moscas”.

SIN CUARENTENA

En la mayoría de países de la región se han establecido cuarentenas obligatorias, limitando enormemente la movilidad.

No así en México, que extendió hasta el 30 de mayo la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia, que contempla el cierre de actividades no esenciales y exhorta a la población a quedarse en casa, pero sin sanciones para no perjudicar a los millones de empleados de la economía informal.

“En una población con estas características (de pobreza) no podemos sostener restricciones de la movilidad”, reiteró.

DE LA SALUD A LA POLÍTICA

El presidente Andrés Manuel López Obrador causó controversia al comienzo de la pandemia al negarse a cancelar durante semanas sus giras e incluso aseguró que venía “como anillo al dedo” para afianzar la transformación del país.

“Él es un personaje político”, dijo López-Gatell, pero aseguró que en el país la crisis sanitaria se gestiona a partir de médicos y científicos, tal y como dijo el propio mandatario ante el G20.

Y en medio de este monotema, López-Gatell se ha encumbrado como el hombre del momento en México, portada de revistas y fuente de ‘memes’.