Wednesday, October 20, 2021

Bill de Blasio: El virus no es igualador, se alía con la desigualdad

Fotografía cedida por la Alcaldía de Nueva York donde aparece su alcalde, Bill de Blasio, hablando durante una rueda de prensa sobre el coronavirus celebrada este viernes en Nueva York (EEUU). EFE/Ed Reed/Alcaldía de Nueva York

Nueva York, 24 abr (EFE News).- El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo este viernes que los indicadores de COVID-19 en el gran epicentro de la pandemia siguen mejorando y que están revelado una “verdad que al principio no estaba clara”: que el virus no es un “igualador”, sino un aliado de las desigualdades que ataca a los más vulnerables.

“Pensábamos que el coronavirus era un gran igualador porque las celebridades se estaban infectando, los jefes de estado, los atletas, la realeza. Pero bajo la superficie había una verdad que al principio no estaba clara y ahora lo está cada vez más: este virus, de hecho, discrimina y va a por los más vulnerables”, declaró De Blasio en su rueda de prensa diaria.

El alcalde sostuvo que en Nueva York y EE.UU., la COVID-19 ha impactado “desproporcionadamente a la gente que no ha tenido acceso a la sanidad y durante sus vidas no pudieron tratar sus condiciones médicas porque no tenían dinero para hacerlo, lo cual nos lleva a una realidad económica” donde la perjudicada es la “clase trabajadora”.

“Para la gente trabajadora, la sanidad está determinada por el tamaño de su cuenta bancaria, no su humanidad, y eso nos lleva a un racismo estructural: hay gente en el país que siempre ha sabido que tendría disponible acceso a la sanidad y otros no han estado seguros ni un día de los servicios que podrían tener”, explicó.

En la práctica, dijo, el coronavirus “discrimina” contra “aquellos que durante mucho tiempo han estado afectados por los males de la sociedad”, y “se alía con las desigualdades que existen” en ella, por lo que ha atacado especialmente a quienes han “trabajado toda la vida”, ancianos, “inmigrantes, comunidades de color”, de quienes es “enemigo”.

“Tenemos una opción, podemos ignorar estas desigualdades o abordarlas, luchar contra ellas”, agregó, algo que caracteriza a los neoyorquinos, a su juicio.

Aseguró que ha sido crucial “preservar y proteger los hospitales públicos”, que estaban “cerca de la bancarrota” cuando tomó posesión hace seis años, y agradeció que se decidiera invertir “miles de millones” de dólares en ellos en lugar de cerrarlos y despedir sanitarios.

“Nadie me dio a mí ni al ayuntamiento una nota que dijera que iba a haber una pandemia en 2020 y los íbamos a necesitar, los mantuvimos porque era necesario para todo el mundo”, explicó el alcalde, que agradeció su labor al personal en primera línea de los hospitales públicos, como el de Elmhurst (Queens), uno de los más impactados.

De Blasio indicó que el número de gente admitida en hospitales de la ciudad por posible coronavirus (176 este miércoles, según las últimas cifras divulgadas hoy) e ingresada en cuidados intensivos (786) sigue descendiendo, y el porcentaje de positivos entre los que se han hecho pruebas sigue bajando, hasta un 30 %.