Wednesday, October 20, 2021

Autoestima y autobombo, características de Trump en pandemia, según el NYT

El Presidente de los Estados Unidos Donald J. Trump llega a una de las presentaciones con los miembros del Comité dedicado a enfrentar la pandemia del Coronavirus en la Casa Blanca, e n Washington, DC, USA. EFE/EPA/Chris Kleponis

Nueva York, 27 abr (EFE News).- “Autoestima”, “autobombo”, así como “audacia” para presentarse como “el héroe de la pandemia en lugar del presidente que tardó en responder” son las principales características que se desprenden de los discursos del presidente de EEUU, Donald Trump, desde que comenzó la pandemia del COVID-19, según un análisis del diario The New York Times (NYT).

El rotativo neoyorquino asegura, tras haber analizado todas sus intervenciones desde que comenzó la crisis desatada por el nuevo coronavirus, que el discurso de Trump “revela una arrogancia presidencial y autocompasión diferentes a cualquier cosa que se hubiera visto antes, según los historiadores”.

El NYT insiste en que en al menos 600 ocasiones el presidente ha recurrido al autobombo, que muchas veces ha acompañado de “exageraciones y falsedad”.

“Pero supongo que lo estoy haciendo bien porque, que yo sepa, soy el presidente de los Estados Unidos, a pesar de las cosas que se dicen”, dijo el 13 de abril Trump, citado por el NYT, que también pone como ejemplo otra frase del mismo día en la que dijo: “hemos hecho un trabajo que nadie nunca había hecho”.

Asimismo, sostiene que el inquilino de la Casa Blanca ha afirmado “falsamente que siempre ha actuado rápida y asertivamente (ante la pandemia) cuando, de hecho, repetidamente le ha restado importancia al virus”.

Según el análisis del discurso del periódico, cuya línea editorial es abiertamente contraria a Trump, el presidente también ha dado crédito a otras personas en al menos 360 ocasiones, pero ha criticado a otras en 110 ocasiones, por su actuación durante la crisis.

En menor medida, ha reconocido a los trabajadores del país, como a los camioneros y las enfermeras.

El diario concluye que mientras que “otros presidentes se enfrentaron a los momentos de crisis como una oportunidad para unir a la nación, Trump, desprovisto de su firma de los mitines de campaña electoral (suspendidos por la pandemia), ha utilizado las apariciones televisivas de las tardes como un ejercicio de marca para promocionarse”.

Según el NYT, sus ruedas de prensa diarias se han vuelto tan problemáticas, especialmente después de que la semana pasada recomendara el empleo de desinfectantes para tratar el virus, que la Casa Blanca está estudiando limitar sus apariciones.