Wednesday, October 27, 2021

Cárcel de Los Ángeles tiene el peor brote de COVID-19 en prisiones federales

Los Ángeles, 29 abr (EFE).- Casi la mitad de los reclusos de la Institución Correccional Federal Terminal Island en San Pedro, California, han dado positivo por coronavirus, lo que representa el peor brote de la enfermedad COVID-19 en una cárcel federal en Estados Unidos, informaron este miércoles medios locales.

Hasta el martes, 443 de los 1.055 reos de la prisión ubicada en el condado de Los Ángeles tenían el virus, junto con 10 miembros del personal, y dos prisioneros ya murieron por COVID-19, según datos publicados por el Departamento de Prisiones (BOP).

La prisión, que abrió sus puertas el 1 de junio de 1938, ha alojado a prisioneros tan famosos como Al Capone.

El BOP informó que un total de 1.313 reclusos y 335 empleados en todo el país han dado positivo tras someterse a las pruebas para el coronavirus. Al menos 30 detenidos en estas prisiones federales infectados con coronavirus han muerto en medio de la pandemia.

El brote de la enfermedad en la prisión de San Pedro se intensificó rápidamente en la semana a medida que los funcionarios de la prisión aumentaron las pruebas, según información del periódico Los Angeles Times.

Según el rotativo, decenas de reclusos fueron trasladados a tiendas de campaña estilo militar en un esfuerzo por crear distanciamiento social.

Los familiares de los reos dijeron que las autoridades han trasladado a algunos reclusos a la prisión de baja seguridad en el área de San Pedro en Los Ángeles en un esfuerzo por detener la propagación del virus.

Tampoco se permiten visitantes en la instalación.

Las autoridades también estarían evaluando si algún prisionero es elegible para continuar su condena en arresto domiciliario.

La prisión albergó hasta 2014 a inmigrantes que estaban bajo custodia del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

Las autoridades de inmigración dejaron de usar la instalación tras registrar varios problemas para garantizar la salud y el bienestar de los detenidos.

Según las últimas cifras del ICE, hay confirmación de al menos 425 casos de coronavirus entre los detenidos, lo que supone el 60 % de los 705 a los que se les hizo la prueba.