Thursday, October 21, 2021

Con cerca de 30.000 contagiados de COVID-19, Ecuador va al distanciamiento

Agentes de la Policía Nacional ecuatoriana revisan este domingo los documentos de conductores, en un puesto control en una de las avenidas del norte de Quito (Ecuador). EFE/Elías L. Benarroch

Quito, 3 may (EFE).- Ecuador pasará este lunes del aislamiento al distanciamiento social en momentos en que la cifra de contagiados por coronavirus bordea los 30.000 casos, mientras que los decesos confirmados por esa enfermedad ascendieron a 1.564, según las cifras oficiales.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, indicó este domingo que adicionalmente se registran 1.312 fallecidos probables por COVID-19 a nivel nacional.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, de los 29.538 casos confirmados por coronavirus, 15.960 se encuentran estables en aislamiento domiciliario y 343 están estables en hospitales y 154 con pronóstico reservado.

Hasta el momento se han recuperado 3.330 pacientes, 1.992 han recibido el alta hospitalaria, 6.225, el alta epidemiológica y se han tomado 78.659 muestras entre PCR y pruebas rápidas.

Con base en los resultados de las pruebas PCR, en la provincia del Guayas hay 13.053 contagiados, seguida por las de Pichincha (1.698), Manabí (934), Los Ríos (931), El Oro (624), Santa Elena (583), Azuay (551), Cañar (377), Santo Domingo de los Táchilas (324) y Loja (316). El resto tienen menos de 300 casos cada una.

SEMÁFORO EPIDEMIOLÓGICO

Agentes de la Policía Nacional ecuatoriana revisan este domingo los documentos de conductores, en un puesto control en una de las avenidas del norte de Quito (Ecuador). EFE/Elías L. Benarroch

En Ecuador se mantienen los controles para contener el COVID-19 y se ultiman los detalles para poner en funcionamiento desde mañana el sistema de “semáforo” epidemiológico, ideado como estrategia para el levantamiento paulatino y regulado de las restricciones de confinamiento, a fin de reanudar algunas actividades laborales.

El cambio de fase dependerá de la decisión de cada municipio, que determinará el color del semáforo (rojo, amarillo o verde).

En una rueda de prensa virtual, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, indicó hoy que más de 200 municipios han decidido iniciar el proceso “en rojo”.

En la nueva modalidad, se mantendrá el aislamiento obligatorio de mayores de 60 años y personas cuya condición médica los ponga en situación de vulnerabilidad frente al COVID-19.

Asimismo, el uso obligatorio de mascarillas, el respeto irrestricto a los salvoconductos nacionales, la prohibición de eventos públicos, eventos masivos y deportivos al aire libre.

Los locales en funcionamiento de áreas esenciales (alimentos, medicinas y bancos) funcionarán con el 50 % aforo, se mantiene la suspensión de clases presenciales y la prohibición de transporte interprovincial de pasajeros.

Asimismo, se mantienen cerradas las fronteras terrestres y aéreas (únicamente se permiten vuelos de retorno de nacionales y vuelos humanitarios previstos en los protocolos) y se autoriza transporte interprovincial de encomiendas.

Con el semáforo en rojo hay autorización de actividades comerciales mediante pedidos por vía telefónica o en línea y entrega a domicilio; se amplía el horario de entrega a domicilio de productos de las 07.00 a las 22.00, y el servicio de taxis entre las 05.00 y las 22.00, conforme la restricción según número de placa.

Se mantiene la suspensión de la jornada laboral presencial, excepto en sectores esenciales como ha funcionado hasta ahora, y según el último número de placa, se permite un día de circulación de automóvil por semana, pero no los fines de semana.

El toque de queda se mantiene entre las 14.00 y las 05.00 y hay autorización laboral adicional sólo en proyectos pilotos autorizados por el Comité de Operaciones de Emergencia.