Sunday, October 17, 2021

California permite abrir algunas playas, pero no para tomar el sol

Los Ángeles, 5 may (EFE).- Tras una batalla que incluso llegó a los tribunales, tres playas del sur de California podrán abrir nuevamente, aunque con algunas limitaciones para continuar la vigilancia del coronavirus, informó este martes la agencia estatal de Recursos Naturales

El tire y afloje entre el gobierno estatal y las ciudades de Dana Point, Huntington Beach y Seal Beach culminó este martes después de que fueran aprobados los planes de reapertura en las tres ciudades y que incluyen medidas para evitar el hacinamiento y permitir el distanciamiento físico.

Las playas se podrán utilizar para caminar y hacer ejercicio, pero no para bañarse, tomar el sol o permanecer acostado en ella. Los aparcamientos de los tramos costeros permanecerán cerrados.

El gobernador, Gavin Newsom, ordenó la semana pasada el cierre de todas las playas del Condado de Orange después de que se registraran multitudes tras la relajación de las medidas a nivel local

Las imágenes mostraban una típica escena de verano en el sur de California, y que mereció las fuertes críticas del demócrata.

La orden de cierre provocó un enfrentamiento legal entre las ciudades y el gobernador, e incluso la ciudad de Huntington Beach entabló una demanda de emergencia para poder reabrir el fin de semana pasado. El juez Nathan Scott se negó a ver el caso.

La ciudad de Newport Beach aún no ha logrado llegar a un acuerdo con las autoridades estatales para reabrir sus playas.

A partir del próximo viernes, en California podrán abrir sus puertas algunos comercios minoristas, entre ellos tiendas de ropa y artículos deportivos, floristerías, librerías y jugueterías, tal como anunció el lunes Newsom.

En su habitual conferencia de prensa diaria tras el brote del coronavirus, el gobernador dijo este martes que el estado está trabajando con las jurisdicciones locales que desean reabrir antes de esa fecha ya que no presentan un gran números de contagios.

Al ser cuestionado por la apertura que han hecho los condados de Yuba y Sutter, donde desde el lunes algunos negocios no esenciales han subido sus persianas, Newsom consideró que “están cometiendo un gran error”.

“Están poniendo en riesgo a su público, están poniendo en riesgo nuestro progreso”, ahondó.

En contraste a quienes promueven la reapertura de la economía, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, advirtió en una conferencia de prensa que posiblemente la ciudad no esté aún en capacidad de permitir que algunos negocios no esenciales empiecen a operar en vista de que las muertes por el virus siguen sumando.

“Tenemos más de la mitad de muertes en el estado y por eso es posible que nos tomemos más tiempo”, indicó el alcalde sobre la posibilidad de una reapertura el viernes.

El gobernador insistió en que el distanciamiento social y físico será fundamental para consolidar la vuelta de la economía y que los californianos se deben adaptar a “una nueva realidad”.

“No volveremos a la normalidad (..) hasta que lleguemos a la inmunidad, hasta que lleguemos a una vacuna. Llegaremos allí, eso es lo que viene, eso sucederá. La pregunta es, ¿qué sucede en el medio?”, advirtió.

California registra este martes 56.212 casos confirmados de coronavirus, 3.369 de estos casos permanecen hospitalizados, según los datos revelados por Newsom.