Monday, October 25, 2021

Más de 250 grupos exigen al Congreso equidad educativa en crisis de COVID-19

Los Ángeles, 7 may (EFE).- La Conferencia de Liderazgo sobre Derechos Civiles y Humanos, que reúne a más de 200 grupos, junto a 51 organizaciones de derechos civiles y educación, instaron este jueves a los líderes del Congreso de Estados Unidos a tomar medidas inmediatas para proteger la igualdad de oportunidades educativas durante la crisis de salud pública de la COVID-19.

En una carta enviada a la los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado Nancy Pelosi, Kevin McCarthy, Mitch McConnell y Chuck Schumer, las organizaciones urgieron al Congreso a aplicar una serie de recomendaciones para minimizar el daño a los estudiantes marginados durante esta crisis nacional.

“Sin duda, COVID-19 tendrá efectos duraderos durante muchas décadas por venir. Hay una oportunidad y una responsabilidad de minimizar el daño a la próxima generación”, escribieron.

Los activistas argumentan que los cierres a largo plazo de los entornos educativos a todos los niveles “han exacerbado significativamente las desigualdades de larga data en nuestro sistema educativo”, por lo que urgieron al Congreso a dar prioridad a los niños y las familias que más lo necesitan.

“La urgencia o la simplicidad en la distribución de la ayuda no deben usarse como una justificación para reforzar las desigualdades de larga data”, insistieron.

“Debe haber un mandato claro del Congreso para priorizar a los niños de bajos ingresos, niños de color, niños nativos, aprendices de inglés y otros niños marginados, e incluir a los niños en todos los apoyos sin importar su estado migratorio (o el de sus padres)”, destaca la petición.

La semana pasada el periódico Los Angeles Times reveló que una escuela privada en Brentwood, California, donde el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, tiene a sus hijos recibió un préstamo a través del paquete de estímulo del Gobierno federal.

La Escuela Brentwood K-12 envió un boletín a los padres informándoles que el plantel había recibido ayuda a través del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP).

El monto del préstamo no fue confirmado. Al menos dos de los hijos de Mnuchin asisten a la escuela, dijeron fuentes al rotativo

El viernes pasado Mnuchin tuiteó: “Nos ha llamado la atención que algunas escuelas privadas con importantes dotaciones han tomado préstamos PPP. Deberían devolverlos”.

Este programa ha recibido una lluvia de críticas por repartir dinero a las compañías más grandes mientras deja a los a pequeños negocios sin respuesta.

La Universidad del Sur de California (USC), una de los campus privados más prestigiosos del estado, también recibió 20 millones de dólares en alivios.

A finales de abril la secretaria de Educación, Betsy DeVos, ordenó a las instituciones educativas excluir a los estudiantes protegidos por DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) del fondo de becas por 6.000 millones de dólares que el Gobierno federal otorgó para ayudar a los alumnos a cubrir gastos imprevistos derivados de la pandemia de COVID-19.

DeVos argumentó que las ayudas financiadas por el contribuyente deben ir dirigidas a los ciudadanos estadounidenses.