Wednesday, October 20, 2021

Enfermera denuncia negligencia hacia pacientes de minorías con COVID-19

Nueva York, 8 may (EFE).– Una enfermera que viajó desde Nevada a Nueva York durante la crisis del coronavirus recurrió a las redes sociales para denunciar “negligencia” en el trato a pacientes de COVID-19, particularmente afroamericanos y latinos, lo que a algunos presuntamente les ha costado la vida.

De acuerdo con Nicole Sirotek, con 10 años de experiencia y contratada por una compañía que suplió de personal sanitario a hospitales de la ciudad, las muertes no han sido solo por el virus, sino por “negligencia e impericia”, según han recogido medios de prensa locales.

La enfermera hizo la denuncia en un vídeo que se volvió viral en el que no pudo contener el llanto y aseguró que nadie ha prestado atención a su denuncia.

“Sé que no todo el mundo va a sobrevivir, no soy tan inocente. Sé que vamos a tener muchas víctimas. Pero esta gente no está muriendo por coronavirus (…). Estoy diciendo literalmente que están asesinando a estas personas. Y nadie me escucha”, aseguró.

Sirotek denunció varias situaciones de las que fue testigo, entre ellas que un día vio como un anestesiólogo causó la muerte a un paciente al intubarle incorrectamente “y romper su esófago”.

“El COVID no colocó ese tubo incorrectamente”, se lamenta la enfermera en el vídeo. “Eso está mal. A nadie le importa porque todos pertenecen a las minorías”, asegura, y lamenta también que sus intentos por alertar a grupos de defensa y la administración de enfermería fueron en vano.

Sirotek recordó que creció muy pobre “y sé lo que es ser completamente olvidado y que nadie te defienda.

“Es como si estuviéramos en la Alemania nazi y estuvieran llevando a los judíos a una cámara de gas y yo dijera ‘Oye, eso no está bien. Esto está mal'”, denunció.

Sirotek criticó los comentarios de apoyo que ha recibido en la red social, como “aguanta, estás haciendo un buen trabajo, eres increíble o eres una gran enfermera”, y que considera insuficientes.

“Sé que soy una gran enfermera. Sé que voy allí y le doy el 500 % todos los días. Sé que no estoy siendo negligente. Lo que necesito es alguien que me ayude a salvar a esta gente de ser asesinada”, suplicó.

El enfermero Quintón Martínez, compañero de enfermería de Nevada que también viajó a Nueva York como voluntario, indicó al New York Post que Sirotek trabajó inicialmente en un hospital en la ciudad antes de ser transferida a otra instalación. Indicó además que fue sacada cuando apareció el vídeo.

La enfermera no indica en el vídeo en qué hospitales trabajó en la ciudad.