Wednesday, October 20, 2021

El gobernador de Arizona anuncia que no renovará orden de permanecer en casa

Tucson (AZ), 12 may (EFE).- El gobernador de Arizona, Doug Ducey, anunció este martes que la orden de permanecer en casa terminará oficialmente este viernes y no será renovada, y que ahora el enfoque será proteger a las personas más vulnerables a la COVID-19.

Ducey aseguró que el estado cumple con los criterios emitidos por la Casa Blanca, como una caída en la trayectoria de nuevos casos positivos de COVID-19 por los últimos 14 días.

“Estamos listos para comenzar con la fase uno de recuperación”, dijo Ducey en conferencia de prensa.

A pesar de que alcaldes y algunos dueños de negocios consideran que es muy pronto para reabrir el estado, Ducey dijo que no renovará la orden de permanecer en casa, la cual vence oficialmente este viernes. La orden de permanecer en casa fue emitida originalmente a finales de marzo.

Como parte del plan de recuperación del gobernador republicano, a partir de mañana miércoles podrán volver a operar los gimnasios y las albercas en el estado. Así como a partir del 16 de mayo se permitirá que las ligas profesionales de béisbol y de baloncesto reanuden sus juegos en Arizona.

Ducey dijo que se pedirá que los negocios tomen las medidas necesarias para proteger a sus clientes y trabajadores.

El enfoque ahora será proteger a las personas más vulnerables, como son los ancianos que se encuentran en casas de retiro, donde se ha reportado un alto índice de contagio. En las próximas semanas se llevarán a cabo pruebas en cada uno de estos centros y se dará mayor acceso a los familiares.

También el estado planea ampliar su número de pruebas en oficiales en las cárceles estatales.

Ducey asegura que la reapertura del estado seguirá siendo paulatina y siguiendo las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Como parte de la nueva orden ejecutiva que entrara en vigor el 16 de mayo, el estado continuará enfocándose en hacer más pruebas y vigilar de cerca las cifras y el número de personas que sean hospitalizadas.

“El día de hoy nuestros hospitales tienen la capacidad para proveer el cuidado médico a todos aquellos que lo necesitan”, dijo Ducey.

Las iglesias también podrán volver a abrir sus puertas siguiendo las guías establecidas por el Departamento de Salud Pública.

Hasta la fecha en Arizona se han reportado 11,736 casos positivos de COVID-19 y 562 fallecimientos.