Sunday, July 12, 2020

Piden a gobernadores liberación de inmigrantes y solicitantes de asilo

Washington, 15 may (EFE).- Casi dos docenas de organizaciones de derechos civiles y defensoras de los inmigrantes pidieron este viernes a los gobernadores de seis estados que intervengan para liberar a inmigrantes indocumentados y personas que buscan asilo y están detenidas por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

En su boletín más reciente, el ICE informó que al 9 de mayo tenía bajo su custodia 27.908 personas, y que había llevado a cabo la prueba de detección del coronavirus entre 1.804 detenidos en diversos centros en todo el país, con 965 resultados positivos.

A comienzos de abril el ICE llegó a tener más de 30.600 personas detenidas, en su mayoría inmigrantes indocumentados sin antecedentes criminales y que están a la espera de sus audiencias ante tribunales de inmigración para fallos sobre deportación.

“Ante la continuada negativa de las autoridades federales para usar su discreción en la liberación de las personas bajo detención” los grupos firmantes del comunicado llamaron a grupos activistas a dirigir sus reclamos a los gobernadores de California, Louisana, Nueva Jersey, Pennsylvania, Texas y Washington.

“La liberación de personas detenidas por inmigración y que buscan asilo no solo las protege a ellas sino también al personal de los centros de detención y a las comunidades donde están ubicados esos centros en sus estados”, añadieron.

El ICE ha informado de 44 casos positivos de COVID-19 entre sus empleados en los centros de detención, y otros 108 que no trabajaban en los centros.

Entre los firmantes se cuentan Amnistía Internacional USA, Human Rights Watch, la Asociación de Abogados de Inmigración (AILA), y el Centro legal de la Raza, de California.

“El ICE tiene un historial bien documentado de abuso y negligencia médica”, indicó la declaración conjunta. “Las instalaciones del ICE no han proporcionado a los detenidos suficiente jabón y desinfectantes, han sido negligentes para facilitar el distanciamiento social y prevenir el contagio de COVID-19 en los edificios donde la gente está hacinada”.

“Ya antes de la pandemia la detención innecesaria y arbitraria de inmigrantes y solicitantes de asilo en condiciones inadecuadas, con carencias en el cuidado médico, violaba los derechos humanos y ha causado inenarrable sufrimiento humano”, agregó el comunicado.