La Oferta

June 13, 2024

Nativos de California protestan contra uso de explosivos para muro de Trump

San Diego, (CA) 5 jul (EFE).- Más de un centenar de miembros del pueblo nativo americano Kumeyaay, que cruza la frontera entre las californias, se manifestaron este domingo en la zona judicial de San Diego contra el uso de explosivos en tierras sagradas para levantar el muro del presidente Donald Trump.

“Exigimos respeto del gobierno de Estados Unidos, respeto a nuestros ancestros y que corresponda al respeto que como Nación Kumeyaay le mostramos nosotros”, dijo a EFE el nativo Águila Azul –Blue Eagle–, de la Banda Viejas, una de las tribus del Kumeyaay.

La patrulla fronteriza se dispone a sustituir esta semana el viejo muro de metal de tres metros de alto por la nueva versión de barrotes de acero de diez metros de altura, pero obreros contratados por el Cuerpo de Ingenieros del ejército intentan volar parte de la zona con explosivos.

“No nos consultaron sobre esos planes, ni nos avisaron. Nosotros no nos oponemos a su muro, ya nos separaron en dos como nación (con el muro construido en 1995) pero en esa zona descansan nuestros ancestros, así que queremos tener un observador cultural que supervise esos trabajos de acuerdo con nuestra cultura”, dijo Blue Eagle.

La patrulla ha tenido que suspender en dos ocasiones el inicio de detonaciones en un tramo de la frontera entre los poblados de Boulevard y Campo, porque miembros de las tribus del Kumeyaay se interponen.

Cyntia Parada, regidora de la Banda Viejas, dijo que mientras los nativos han llevado a cabo protestas, también vigilan que la patrulla no inicie sorpresivamente el uso de explosivos.

“Esta semana ya impedimos en dos ocasiones que comenzaran a detonar explosivos, el lunes y el miércoles”, dijo Parada.

La Nación Kumeyaay va de Ensenada, en el estado mexicano de Baja California, al sur, hasta el condado de Riverside, California, al norte. Su bandera es un globo terráqueo sobre un fondo azul celeste.

En la protesta participaron miembros de las tribus Viejas, Manzanita, Barona y Sycuan y de México llegaron de De Necua.

Según obreros, el Cuerpo de Ingenieros contrató a un observador cultural independiente para asegurarse de que la construcción del muro de Trump respeta zonas culturales.

Pero una regidora de Manzanitas, Ángela Elliott, cuestionó que el observador del gobierno ignorara que en el área hay restos de los nativos de la frontera.

“No sé cómo sea en su religión, pero en la Kumeyaay no queremos que usen dinamita en tierras sagradas como si no importara”, dijo la regidora.