Thursday, October 21, 2021

Una manifestación de Black Lives Matter en Nueva York acaba con 11 arrestos

El Departamento de Policía de Nueva York informó de que dos de sus agentes resultaron heridos, sin dar más detalles, en una concentración de unas 100 personas que recorrió las calles de la zona financiera de Manhattan conocida como Midtown. EFE/EPA/Justin Lane/Archivo

Nueva York, 13 feb (EFE News).- Una manifestación del movimiento social Black Lives Matter (Las vidas negras importan) en el centro de Manhattan se tornó violenta en la noche del viernes y desembocó en al menos 11 arrestos y dos policías heridos.

El Departamento de Policía de Nueva York informó de que dos de sus agentes resultaron heridos, sin dar más detalles, en una concentración de unas 100 personas que recorrió las calles de la zona financiera de Manhattan conocida como Midtown.

Algunos de los asistentes fueron detenidos después de haber atacado al fotógrafo del diario local New York Daily News Sam Costanza, al confundirle con un policía.

Según los medios locales, el fotoperiodista fue rodeado por varios de los manifestantes y golpeado después de que uno de ellos le reconociera de otra protesta de Black Lives Matter que tuvo lugar frente a una comisaría en la zona de Greenwich Village el año pasado.

Pensando que se trataba de un policía encubierto, alrededor de una docena de personas comenzaron a empujar y propinar puñetazos y golpear con objetos al fotógrafo, que después dijo creer tener la nariz rota.

Aunque la protesta inicialmente fue pacífica, un vídeo visto en las redes sociales muestra a varios de ellos quemando una bandera frente al puesto de la Policía de Nueva York en Times Square.

Más tarde, un manifestante fue arrestado en la Sexta Avenida, lo que causó indignación y llegó a un altercado entre los ciudadanos y las fuerzas del orden que acabó en 10 arrestos más.

La manifestación, en la que se exigían la retirada de fondos de la Policía de Nueva York, también acabó con daños en al menos dos vehículos.

Las fuerzas del orden neoyorquinas han sido muy criticada por su exceso de violencia, y el pasado mes de enero la fiscal general de Nueva York, Letitia James, presentó una demanda contra el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) por su “excesiva” respuesta a las protestas que tuvieron lugar contra la brutalidad policial en mayo y junio de 2020.