Sunday, April 11, 2021

Latinoamérica se reprograma con música para crear tecnología desde preescolar

Redacción Internacional, 30 mar (EFE).– El éxito de “unicornios” digitales como Mercado Libre, iFood o Rappi ha disparado el interés por la programación en Latinoamérica, donde ahora grandes artistas de la música apuestan por una formación desde el preescolar que permita cambiarle el chip a una población acostumbrada más a consumir que a crear tecnología.

“La crayola de los niños de hoy en día es la programación. Y su capacidad creativa y de crear contenidos está cada vez más vinculada con eso”, dice a Efe el productor y compositor colombiano Julio Reyes Copello, un ganador de numerosos premios Grammy y Latin Grammy que, con el movimiento code.org, se propone este año movilizar a la industria musical para impulsar las habilidades digitales.

Code.org, fundado en 2012 y que ha recibido el apoyo de celebridades como Shakira, Mark Zuckerberg, Bill Gates y Barack Obama, busca que todos los estudiantes del mundo sepan sobre programación, un lenguaje considerado clave para el mercado laboral actual y cuyo aprendizaje, según diversos organismos, puede aumentar notablemente las tasas de empleo bien remunerado entre los latinos.

“Cada vez más los empleos requieren de habilidades digitales y en los próximos 10, 20 y 30 años esto seguirá aumentando. Si queremos formar a una población para que sea exitosa, tiene que aprender estas habilidades desde hoy”, coincide Leonardo Ortiz Villacorta, responsable de Alianzas Internacionales de Code.org.

UNA FORMACIÓN CLAVE EN UNA REGIÓN PROMETEDORA

El informe “Tecnolatinas 2021”, que acaba de presentar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), indica que en Latinoamérica ya existen 28 tecnológicas valoradas en más de 1.000 millones de dólares, cuando hace 4 años apenas eran 9, lo que confirma, dice el reporte, “que los latinoamericanos pueden crear grandes empresas de tecnología y pueden participar en la revolución actual”.

Para Ortiz, este “boom”, que incluye a la colombiana Rappi, las argentinas Mercado Libre o Despegar y las brasileñas Stone y Nubank, así como a “niños genio” como Michael Sayman, de ascendencia boliviana-peruana, o la mexicana Alejandrina González, está relacionado con una mayor sensibilización sobre la educación.

“En la medida en que más latinoamericanos aprendan no solo cómo usar sino cómo crear tecnología, va aparecer más gente como Simón Borrero, el fundador de Rappi, o Marcos Galperin, de Mercado Libre. En México, Brasil, Argentina, Uruguay y Colombia ya están impulsando empresas de nueva generación basadas en tecnología, esa es la nueva forma de hacer negocios”, agrega.

LA URGENTE INCLUSIÓN EN EL CURRÍCULO ESCOLAR

Ese desarrollo tecnológico ha coincidido con una apuesta más fuerte por la formación en informática y programación en países como Uruguay o Colombia, conscientes de que el mercado laboral demanda ahora una mano de obra capaz de hablar tan bien el lenguaje informático como lo hace con el inglés, el español o la matemática.

“Esta es una materia fundacional que debe formar parte del currículo escolar, que debe aprenderse de la misma forma que otras generaciones aprendieron biología o química, aunque no fuéramos a ser ingenieros o médicos”, dice Ortiz, al resaltar que, por la dimensión de esta meta, Code.org cuenta con miles de socios locales en más de 180 países.

En Latinoamérica, destaca el trabajo con “Computadores para educar” (Colombia), la fundación Kodea (Chile), Fundación Televisa (México), Fundación Telefónica (Brasil) y el reconocido Plan Ceibal de Uruguay, un programa que bajo el modelo “Un portátil por niño” creó una gigantesca red de recursos digitales para escuelas y liceos públicos.

UNA HORA JUGANDO, CANTANDO Y PROGRAMANDO

Como parte de una alianza con Code.org, el productor Julio Reyes Copello será este año el anfitrión, junto a varios artistas musicales, de la “Hora del Código”, campaña que incentiva a niños, docentes y padres de familia a completar 60 minutos jugando, aprendiendo y creando con tecnología y en la que ya participó, entre otros, el expresidente estadounidense Barack Obama.

“El arte y la música tienen la misión de humanizar esa tecnología”, asegura Reyes Copello, quien además de ser productor o compositor para artistas como Jennifer López, Marc Anthony, Ricky Martin, Laura Pausini o Alejandro Sanz, estuvo a cargo de la banda sonora de la experiencia virtual MARS 2030, de la NASA.

“Los artistas y todas las profesiones deben adquirir las herramientas necesarias para seguir siendo disruptivos y garantizar que la tecnología sea un instrumento del hombre y no el hombre un instrumento de la tecnología”, agrega.

El primero de estos talleres o clase en línea se llevará a cabo el 15 de abril, cuando Reyes Copello y la cantante mexicana Joy introducirán a estudiantes de todo el continente americano al tutorial Fiesta de Baile, en el que se crean animaciones a través de código y que incluirá uno de los éxitos del dúo Jesse & Joy.

Más de 55 millones de estudiantes y dos millones de docentes tienen ya una cuenta en la plataforma de Code.org, donde se han realizado más de 1.100 millones de horas del código en todo el mundo.