Saturday, October 23, 2021

Disputas de cárteles en México registran dos masacres en menos de una semana

Miembros de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana resguardan el exterior del reclusorio de la ciudad de Villahermosa, estado de Tabasco (México). EFE/Manuel López/Archivo

Ciudad de México, 26 jun (EFE).- En menos de una semana, México sumó dos masacres en los estados de Tamaulipas y Zacatecas, norte del país, debido a la creciente violencia y disputas por territorio entre grupos del crimen organizado, que coinciden con el cambio de funcionarios tras las elecciones intermedias del 6 de junio.

El sábado pasado se registraron ataques en diversos barrios de la ciudad Reynosa, Tamaulipas, entre grupos pertenecientes al Cártel del Golfo, que dejaron 19 personas muertas, 15 civiles y cuatro eran presuntos delincuentes,

Mientras que entre jueves y viernes en el estado de Zacatecas ocurrió un enfrentamiento entre integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa (CDS) que dejó al menos 18 muertos.

“Desafortunadamente esto coincide con el relevo de autoridades locales porque buena parte del país (15 estados) está en ese proceso tras las elecciones del 6 de junio”, dijo este sábado a Efe el especialista en temas de seguridad Javier Oliva.

SIN CAPACIDAD DE REACCIÓN

Además, dijo que este tipo de acciones “forma parte de la lógica de la dinámica criminal” y lo que implica y muestra “es una actuación en la que no hay la capacidad de presencia del Estado mexicano”.

Destacó que a los ciudadanos no les importa “si hay disputas entre criminales y se dan de balazos entre ellos, sino que la autoridad local, para empezar, no tenga la capacidad de reaccionar de manera contundente”, con la ley en la mano y con la capacidad de represión que hay en democracia “para contener las agresiones a la población civil como en el caso de Reynosa”.

El investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) precisó que en el caso de Zacatecas existe una problemática dada por una ventaja que tiene el estado y que ahora parece desventaja: ser el centro geográfico del país junto con el estado de San Luis Potosí.

“Entonces las vías de comunicación son un nudo de contacto con Estados Unidos y se vuelven muy atractivas para tratar de controlarlas en lo que se refiere a las rutas para llegar al mercado insaciable de consumidores de drogas de la Unión Americana”, expuso.

VIOLENCIA, TEMA PUNTUAL

Apenas el pasado jueves, el gobernador electo David Monreal, previo a una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador en el Palacio Nacional, fue cuestionado sobre el aumento de la violencia en el estado de Zacatecas.

“La violencia es producto, como se ha dicho y además estoy convencido de ello, son las secuelas, son las consecuencias del modelo neoliberal. En la actualidad el tema de la inseguridad es un asunto de Estado, es un asunto de todos, ahora se demanda y requiere de soluciones multifactoriales”, explicó Monreal, quien tomará posesión el próximo 12 de septiembre.

Tras el enfrentamiento, las autoridades de Zacatecas emitieron un comunicado en el que informaron que “fueron localizados los cuerpos sin vida de 18 personas, todos masculinos, mismos que habrían participado en esta refriega”.

Lo anterior debido a que en el lugar se localizaron diversos indicios, entre ellos tres vehículos, uno de ellos calcinado, además de “una cantidad importante de casquillo percutidos de diferentes calibres”.

d y Protección Ciudadana (SSPC) de México reportó 2.963 homicidios en mayo, cifra con la que se apuntó en el mes más violento en lo que va de 2021 y uno de los 10 más sangrientos en lo que va de la Administración del presidente López Obrador, quien llegó al poder el 1 de diciembre de 2018.

México ha registrado los dos años más violentos de su historia en el primer tramo del Gobierno de López Obrador, con 34.682 víctimas de asesinato en 2019 y 34.554 en 2020.