La Oferta

July 24, 2024

El viacrucis mexicano de Iztapalapa retoma normalidad y espera a millones

David Uriel González (d) de 24 años y quien personifica a Jesús en la 180 representación de la Semana Santa en la alcaldía de Iztapalapa, avanza sobre un burro durante los festejos del Domingo de Ramos, una festividad que ya es considerada Patrimonio Cultural Inmaterial en Ciudad de México. EFE/Mario Guzmán

Ciudad de México, 6 abr (EFE).- El popular barrio de Iztapalapa, en el sur de la capital mexicana, retomará este Viernes Santo su tradicional viacrucis con normalidad después de dos años de celebraciones marcadas por la pandemia, por lo que espera recibir a cerca de 2 millones de devotos.

La escenificación de la Semana Santa, que este año ya ha representado los pasajes del Domingo de Ramos o el Martes Santo, se remonta a 1843, cuando, azotados por una epidemia de cólera, los habitantes de Iztapalapa realizaron este acto de fe para pedir terminar con la enfermedad.

Desde entonces han transcurrido 180 años ininterrumpidos de tradición y fervor religioso, en los que se reúnen miles de actores y millones de feligreses que acuden a admirar la realista recreación de uno de los momentos más significativos del año para los cristianos.

El Viernes Santo es turno del recorrido conocido como viacrucis que, según la Biblia, realizó Jesucristo con la cruz a cuestas en la que después sería crucificado en el monte Calvario.

David Uriel González Martínez, el joven de 24 años que ha sido seleccionado este año para interpretar a Jesús, iniciará su particular recorrido desde la calle Aztecas del popular barrio y ascenderá hasta lo alto del Cerro de la Estrella cargando una cruz de casi 100 kilos, donde se escenificará su crucifixión.

A su lado caminarán miles de habitantes de Iztapalapa representando a otros de los personajes, principales o secundarios, que según el libro sagrado del catolicismo acompañaron al Mesías antes de su muerte: desde la Virgen María hasta Poncio Pilato, pasando por cientos de nazarenos y guardias romanos.

Está previsto el despliegue de cerca de 3.000 agentes de las fuerzas de seguridad y 2.500 trabajadores de la Alcaldía para velar por el correcto transcurso de la celebración.

También se instalarán módulos de atención sanitaria, ambulancias y puntos de hidratación, ante el fuerte calor y la masiva asistencia que se prevé.

Tras casi dos siglos de tradición, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reconoció el 22 de marzo a la Semana Santa de Iztapalapa como Patrimonio Cultural Inmaterial de México.

La alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, aseguró este jueves en entrevista con la emisora Enfoque Noticias que es el paso previo para solicitar formar parte del Patrimonio Cultural Inmaterial Universal de la Unesco.

El Comité Organizador de Semana Santa en Iztapalapa remarcó en un comunicado este jueves el espíritu comunitario de la festividad y exigió a los representantes políticos que no aprovechen la celebración para hacer campaña, “poniendo en peligro la continuidad de la tradición”.

Toda la organización corre a cargo del Comité, formado por los habitantes de los ocho barrios que conforman la alcaldía de Iztapalapa.

De este modo, todos los actores que participan en las diferentes representaciones a lo largo de la Semana Santa deben ser oriundos de la localidad, la más poblada de la capital con 1,8 millones de habitantes.