La Oferta

July 20, 2024

López Obrador niega influir en el gabinete presidencial de Claudia Sheinbaum

Fotografía cedida por la Presidencia de México del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, durante una conferencia de prensa este martes, en el Palacio Nacional de la Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México

Ciudad de México, 18 jun (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, negó este martes los reportes de la prensa sobre que él influye en la selección del gabinete presidencial de su sucesora, Claudia Sheinbaum, quien este jueves revelará los principales cargos.

“Es falso. Voy a recordar cómo era antes: el presidente en funciones decidía quién iba a ser su sustituto o su sustituta, en este caso no fue así, yo no fui el que decidió, no hubo dedazo, porque eso se olvida, y fue la gente”, respondió el mandatario a una periodista en su conferencia matutina.

El gobernante mexicano rechazó intervenir en cualquier decisión de Sheinbaum, quien era considerada su favorita desde la contienda interna de su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

“No estoy metiéndome en nada. Además, le tengo un gran respeto a la presidenta electa. La admiro, es muy inteligente, académicamente es doctora. Hay quienes no toman mucho en cuenta esto”, sostuvo.

Las especulaciones crecen desde que Sheinbaum anunció el lunes que este jueves revelaría los principales cargos del gabinete que asumirá con ella el 1 de octubre.

La futura mandataria anunció tras su triunfo, el 2 de junio, que mantendrá al actual secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, por lo que columnistas han especulado sobre la repetición de otros perfiles.

Además, medios especializados en economía han reportado que Sheinbaum nombraría en los principales cargos de energía a políticos con una ideología afín a López Obrador, quien tiene una política nacionalista enfocada en privilegiar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Van a seguir especulando nuestros compañeros, algunos, y sobre todo nuestros adversarios, a esos no les parece nada, pero también, no hay que pelearse, no hay que engancharse en discusiones ni en pleitos”, comentó ahora el presidente.

El mandatario reiteró su promesa de retirarse de la política tras dejar el cargo.

“Yo no quiero ser líder moral, ya lo he dicho muchas veces, ni jefe máximo, ni caudillo, mucho menos cacique, yo ya termino en 100 días y me jubilo, y lo sigo diciendo para que se vaya internalizando, muchos que me conocen por mis convicciones saben que soy congruente”, aseveró.

Asimismo, reafirmó que él está “muy contento” porque hay “la suerte y la dicha de que el pueblo eligió muy bien” en los comicios, en los que Sheinbaum recibió un récord de más de 35,9 millones de votos, casi 60% del total.

“La primera presidenta de México y de América del Norte. ¿Qué más le podemos pedir a la vida?”, expresó.