Friday, July 10, 2020

Maestros nicaragüenses celebran su día sin alegrías y con temor a la COVID-19

Un trabajador del Instituto Nacional Tecnológico Nacional (INATEC) (d), en un colegio público durante una capacitación al personal educativo, este lunes en Managua (Nicaragua). EFE/Jorge Torres

Managua, 29 jun (EFE).- El gremio educativo de Nicaragua conmemoró este lunes el Día del Maestro, sin dar muestras de alegría, debido a la crisis sociopolítica y económica que vive el país, y por al menos 30 profesores que, según la Unidad Sindical Magisterial, han muerto con síntomas de la pandemia de coronavirus.

“No tenemos nada que celebrar. Conmemoramos la fecha, pero todo para los maestros es negativo: el acoso, persecución o muerte que estamos sufriendo del Gobierno, hasta lo de la pandemia nos vino a arruinar la vida”, dijo a Efe la presidenta de la Unidad Sindical Magisterial, Lesbia Rodríguez.

Según Rodríguez, la pandemia de COVID-19 ha causado la muerte al menos 30 maestros que han fallecido son síntomas asociados a esa enfermedad, pero podrían ser 32, si el gremio confirma dos nuevos fallecimientos en las últimas horas.

El sindicato, integrado por maestros opositores, culpa al Gobierno que preside Daniel Ortega de las muertes, porque hasta ahora no han suspendido las clases presenciales, pese a la insistencia de médicos y científicos en que lo haga, para evitar la propagación de la pandemia.

“Los maestros están siendo obligados a asistir a los centros, aunque los alumnos no llegan por miedo a la pandemia, viajan en las rutas (autobuses) llenas. Esto ha hecho que haya educadores muertos”, denunció.

La pandemia agravó una situación que arrastraban los maestros desde abril de 2018, según Rodríguez, que tiene que ver con la crisis sociopolítica y económica local.

Un trabajador del Instituto Nacional Tecnológico Nacional (INATEC) (d), en un colegio público durante una capacitación al personal educativo, este lunes en Managua (Nicaragua). EFE/Jorge Torres

“El magisterio no puede hablar más que de enfermedades, muerte, carestía de la vida. El gremio está totalmente sometido por el hambre. Los maestros que se atrevieron a criticar al Gobierno fueron despedidos, muchos están en el exilio, sin casa, sin trabajo, y los que estamos en Nicaragua somos acosados, obligados a ir a los centros escolares mantener el trabajo”, afirmó.

Cálculos de la Unidad Sindical Magisterial indican que el salario promedio de un maestro actualmente equivale a unos 248 dólares, cerca del 50 % de lo que cuesta la canasta básica, y las opciones de sobrevivir fuera del Ministerio de Educación están limitadas en un país que ha perdido más de 400.000 plazas desde 2018.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN CELEBRA

Este mismo lunes, el Ministerio de Educación celebró que en 2020 invertirá casi medio millón de dólares en tecnología para centros educativos estatales, lanzó las “teleclases” para los estudiantes que se quedan en casa, y destacó el “compromiso” de los maestros al presentarse a sus puestos cada día.

Adicionalmente, en el portal gubernamental El 19 Digital, el maestro Noel Villavicencio, de la escuela estatal San Luis, en Managua, afirmó que “Nicaragua va por un buen camino a través de nuestro gobierno, y de la metodología que se está implementando que es la integración de la tecnología en nuestras asignaturas”.

Rodríguez mostró indignación, ya que supuestamente “el Gobierno dijo a los maestros que hablen con los padres para que manden a los niños a clases, les ofrecen el semestre aprobado, merienda escolar (comida en la escuela), que si los alumnos no llegan, no va a haber materia prima, y por lo tanto, habrá despidos”.

La dirigente sindical responsabilizó de la situación de los maestros al presidente Ortega, y a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

“Esta situación no es para decir que ni medianamente estamos bien, aquí no va a cambiar nada mientras nos esté gobernando esta pareja de desquiciados, su locura es real, se nota en las cosas que hacen y las que dicen, pero la gente, por temor a quedar sin el pan de cada día, se somete”, resaltó Rodríguez.

Nicaragua cuenta con más de 45.000 docentes, unas 10.000 escuelas y 1,2 millones de estudiantes en niveles básicos y bachillerato.