Sunday, October 24, 2021

La pérdida de Kobe Bryant tiñe de luto la alfombra roja de los Grammy

Los Ángeles (EE.UU.), 26 ene (EFE).- Apenas minutos antes de que la alfombra roja de los Grammy arrancara para recibir a las estrellas de la música, el mundo conocía la muerte del exbaloncetista Kobe Bryant, su hija y otras siete personas, una noticia que tiñó de luto un evento celebrado en el mismo estadio que durante años fue su casa deportiva.

De este modo, la alfombra dispuesta a las puertas del mítico recinto Staples Center, residencia del equipo Los Ángeles Lakers, se convirtió en un lugar agridulce en el que los artistas celebraron sus nominaciones y éxitos pero dedicaron palabras a la pérdida de un referente muy popular en Los Ángeles, EE.UU. y todo el mundo.

“Yo lo primero que hice fue agarrar el teléfono y llamar a mi hija y a mi señora madre”, dijo Luis Fonsi a Efe en la alfombra tras reflexionar que “la vida es muy frágil” e insistir en que “hay que cuidar a los seres queridos”, como lo más importante en la vida.

“Mi cabeza está llena de muchas emociones, siempre he sido fanático del deporte y estar ahora en su casa durante años lo hace más real”, expresó.

Rosalía también dedicó palabras a Bryant y a su familia, “se siente amargo”, dijo a Efe minutos después de recibir el primer Grammy de su carrera al mejor álbum latino de rock, urbano o alternativo por “El Mal Querer”, y a punto de preparase para su actuación en la gala, una de las más esperadas de la noche.

“Estoy feliz, con muchas ganas de salir al escenario, con mucha energía. Es un honor actuar delante de tantos artistas que admiro, no me puedo creer que haya ganado el Grammy, estoy como en ‘shock’, muy contenta”, aseguró la española, a la espera de conocer el resultado de su otra nominación a mejor nuevo artista, una de las categorías estrella de los Grammy.

La atracción que despierta Rosalía en este evento se demostró cuando a su llegada, y mientras se dirigía a posar ante los fotógrafos, un corro de invitados y periodistas rodeó a la artista, situación que se hizo más grande cuando apenas unos metros delante Billie EIlish y su hermano-productor Finneas hacían lo mismo.

No obstante, la atención de todos los presentes se centró en recordar la figura del jugador de baloncesto, más aún cuando fuera del recinto reservado para la gala de premios cientos de personas rendían un homenaje espontáneo a Bryant a las puertas del estadio.

El colombiano Sebastián Yatra, candidato a mejor álbum latino pop, también quiso dedicar unas palabras a la trágica muerte del deportista.

“Yo vivía en Miami y seguía la NBA con mis hermanos, ellos eran seguidores de Los Ángeles Lakers”, dijo Yatra impactado tras conocer la noticia y declararse seguidor del deportista.

Las componentes de Flor de Toloache e iLe también se mostraron impactadas por la noticia, especialmente cuando en medio de la entrevista supieron que su hija y otras siete personas fallecieron apenas unos kilómetros del lugar que acogía la celebración musical.

Entre las anécdotas, Lizzo fue de las primeras en llegar con un vestido blanco de Versace que en internet se comparó con el look que Britney Spears llevó hace 20 años a los Grammy, en la etapa de “…Baby One More Time”.

La última, en cambio, fue Lana del Rey, nominada también al álbum del año, y que posó junto a su novio y estrella televisiva Sean Larkin, en una de sus primeras apariciones públicas como pareja.

Ariana Grande robó en la mitad de la alfombra la atención de todos los focos, con un elegante vestido pomposo y manoplas, de clara inspiración retro con tul gris.

El músico Lil Nas X y el actor Billy Porter presumieron de creatividad con dos conjuntos que contaron como los más originales de la noche, en rosa y azul, que los invitados a la gala no dudaron en aplaudir.

A pesar de la solemnidad por el luto de Bryant, hubo momentos de provocación política, cuando el artista Ricky Rebel mostró sus nalgas para protestar por el juicio político a Donald Trump y Megan Pormer llevó un vestido con las banderas de EE.UU. e Irán pidiendo la paz.