Friday, October 22, 2021

Trabajadores de locales de comida rápida en California de nuevo en huelga

Los Ángeles, 9 abr (EFE).– Cientos de trabajadores de cadenas de comida rápida, la mayoría latinos, realizaron este jueves un paro en protesta por sus condiciones laborales y la desprotección que, señalan, padecen ante el coronavirus, luego de que varios trabajadores de la cadena McDonalds dieran positivo.

Los empleados que participaron hoy en la huelga, desarrollada en Los Ángeles y otras localidades de California, desempeñan sus labores en franquicias de comida como Taco Bell, Domino’s, Pizza Hut, Subway, Popeye’s, El Pollo Loco o WaBa Grill, entre otros.

Las manifestaciones de este jueves siguen la estela de las protestas que iniciaron el domingo en Los Ángeles algunos trabajadores de McDonald’s.

“Yo soy uno de los que está más en riesgo. Soy el que atiende en la ventanilla para entrega a automóviles y estoy en contacto cercano con la gente”, dijo Irving Garza, empleado de McDonalds en San José y quien se unió a los huelguistas a principios de esta semana.

Los trabajadores reclaman equipo de protección como guantes, mascarillas y jabón antiséptico, al igual que un pago adicional de tres dólares por hora, debido al riesgo que implica desarrollar su trabajo, y dos semanas de incapacidad pagadas al 100% para aquellos que resulten contagiados.

Por su parte, el sindicato UFCW, que agrupa a los empleados de grandes supermercados, lanzó el miércoles conjuntamente con la cadena Albertsons, una campaña nacional para pedir que cada estado del país proteja a estos trabajadores y se les considere como “personal de emergencia” durante la crisis producida por el coronavirus.

La pandemia del coronavirus, que en California ha producido casi 17.000 casos y donde 442 personas han muerto por la enfermedad, según el Departamento de Salud estatal, tiene a muchos trabajadores temerosos de pasar a sumarse a las estadísticas.

El miércoles, más de 80 ancianos del Centro de Cuidado y Rehabilitación Magnolia en Riverside tuvieron que ser evacuados a otros centros en el área luego de que una docena de empleados no se presentaran a trabajar por temor al contagio.

Según informó José Arballo, portavoz del Departamento de Salud Pública del Condado de Riverside, 16 empleados del centro dieron positivos al coronavirus al igual que 34 pacientes.

De igual forma, 26 empleados y 28 pacientes fueron confirmados con el virus en el Hospital de Atención Extendida de Riverside, una instalación vecina de Magnolia.

De acuerdo a la contabilidad de la Universidad Johns Hopkins, en California hay 19.063 casos y 507 muertes hasta este jueves, mientras que en Estados Unidos se registran más de 450.000 casos y más de 16.000 decesos.