Saturday, October 16, 2021

México en la Cultura

Rodolfo Quilantán Arenas, Cónsul General de México en Little Rock, Arkansas.

En esta nueva entrega de los artículos y actividades realizadas por el Cónsul Rodolfo Quilantán Arenas, durante su servicio diplomático en Guayaquil, Ecuador, transcribimos el siguiente, de su libro “México en la Cultura”. En él se “muestra de manera íntegra las publicaciones México Presente y Correspondencia México-Ecuador, editadas y difundidas por el consulado, bajo la dirección del entonces representante de dicha entidad”, destaca en la contraportada del libro publicado por el H. Cuerpo Consular de Guayaquil.  En cada entrega que el Cónsul Quilantán Arenas realizó presenta la riqueza y diversidad cultural de un país pródigo y generoso.

 Correspondencia México—Ecuador

Antiguos pobladores mexicanos en el Azuay. Con motivo de los festejos conmemorativos de Cuenca por sus 450 Años de Fundación, me enteré por la prensa local de esa ciudad que culturas mesoamericanas florecieron en la Provincia del Azuay antes de la conquista española. Sabía que el primer contacto registrado entre las culturas mexicana y ecuatoriana, se había producido con los viajes en balsa que navegantes manteño—huancavilcas hicieron a costas mexicanas. Sin embargo, leí con asombro que nahuas, toltecas y mayas, viajaron a través del continente para hacer intercambios comerciales con pobladores del Azuay. González Suárez en su Historia General de la República de Ecuador, de 1890, señala a los jíbaros como descendientes directos de los primeros habitantes de esa zona y dice que caribes y guaraníes ocuparon esas tierras antes de dirigirse a la Amazonía. También habla de incursiones de nahuas y toltecas venidos de México. Max Uhle, por su parte, refiere que grupos mayas, mezclados con otras etnias centroamericanas, poblaron el territorio del Azuay desde la ciudad de Cañar al norte hasta Sigsig al sur. En su estudio Las Antiguas Civilizaciones del Perú y Ecuador con Relación a la Arqueología e Historia del Continente Americano, de 1935, Uhle hace comparaciones técnicas, estilísticas y ornamentales de la cerámica cañari con las de la cultura maya y destaca como ejemplos escudillas, tazas, botellas con cuello en forma de orquilla, que también se encuentran en México y Centroamérica. Estos elementos de comparación, constituyen para Uhle la clave del origen de las antiguas civilizaciones ecuatorianas, así como de las peruanas y de todas las civilizaciones antiguas americanas. Otro admirador de la cerámica, tejidos y orfebrería de la cultura cañari es Julio Matovelle, quien en su estudio Cuenca de Tomebamba, de 1921, establece comparaciones que, Como Uhle, relacionan a la cultura que se desarrolla en el Valle de Cuenca con los mayas de México y Centroamérica y los chimú de la costa norte de Perú.

Frida en voz de Gregorio Luke. ¡Extraordinario! ¡magnífico! ¡sensacional¡. Estos fueron algunos de los calificativos que el público asistente expresó al maestro Luke en las ciudades de Guayaquil, Quito y Cuenca, al término de sus conferencias sobre Frida Kahlo. Gracias al generoso patrocinio del Honorable Cuerpo Consular de Guayaquil, presidido por el señor Xavier Simon Isaías, fue posible la presentación de este excepcional conferencista mexicano residente en Long Beach, California.

Sacal en Loja. La espléndida muestra itinerante de esculturas de José Sacal continua recorriendo el Ecuador y hace unos días fue inaugurada en el Museo Puerta de la Ciudad de Loja. Las 25 piezas de bronce que la componen han sido previamente expuestas en Cuenca, Manta, Guayaquil y Riobamba.

Escuelas México. En gira de trabajo que realicé por la Provincia de Manabí, acompañado de mi esposa, visité las escuelas fiscales que llevan el nombre de República de México: una en Portoviejo y otra en Chone. Cada una de ellas cuenta con más de quinientos alumnos y en más de cincuenta años de haber sido fundadas, no habían sido visitadas por un funcionario mexicano. Agradezco a las directoras, personal docente, alumnos y padres de familia de ambos planteles, sus entusiastas manifestaciones de afecto a México y las emotivas recepciones con que nos distinguieron. Con estas dos escuelas, suman ya cuatro los planteles educativos que portan el nombre de México en el austro ecuatoriano.

Mayo 2007