La Oferta

May 23, 2022

La COVID-19 obliga a cancelar el Desfile de las Rosas en 2021

Los Ángeles, 15 jul (EFE).- El tradicional Desfile de las Rosas, un icono de la celebración del año nuevo en Estados Unidos, ha sido cancelado a causa de la pandemia del coronavirus para el 2021, anunciaron este miércoles los encargados del evento, que tiene más de 130 años de tradición.

Citando preocupaciones por la pandemia de COVID-19 que azota al país, el presidente ejecutivo del Torneo de Rosas, David Eads, dijo en un mensaje por su cuenta de Twitter que se cancelaba la edición número 132 del Desfile, planeada para el 1 de enero de 2021.

Esta es la cuarta vez que los organizadores del evento tienen que cancelarlo. Las tres cancelaciones anteriores fueron todas durante la Segunda Guerra Mundial: en 1942, 1943 y 1945.

En 1944, se llevó a cabo un “desfile simbólico” en el que tan solo tres autos decorados atravesaron Colorado Boulevard en la ciudad de Pasadena, que acoge el evento todos los años.

Las recientes órdenes del gobernador de California, Gavin Newsom, de revocar la reapertura de bares y restaurantes y otras restricciones a las reuniones empujaron la decisión, al ver lejana la posibilidad de que el estado entre en la fase número 4 y autorice eventos masivos.

Incluso un desfile simbólico es poco probable en 2021, pero Eads dijo que se están buscando alternativas que se anunciarán en las próximas semanas.

El Desfile de Las Rosas es uno de los eventos más importantes para los estadounidenses para recibir el Año Nuevo.

La comunidad latina se ha integrado a esta celebración que trae como invitada a una banda de Latinoamérica.

Eads advirtió que el tradicional partido de fútbol americano que se realiza después del Desfile en el estadio del Rose Bowl aún está programado.

El Departamento de Salud de California reportó este 15 de julio 347.634 casos positivos de COVID-19, y 7.277 pacientes fallecidos contagiados con esta enfermedad.

Los Ángeles sigue siendo el condado con más casos. La directora de salud del condado, Barbara Ferrer, advirtió hoy que las hospitalizaciones diarias llegaron a su máximo récord de 2.000 personas infectadas que necesitan estar en un nosocomio diariamente.

Los nuevos casos positivos en las últimas 24 horas fueron 2.758. Si bien no fue un máximo, el número fue lo suficientemente significativo como para que Ferrer dijera que “estamos en un lugar alarmante”.