Saturday, January 22, 2022

Los demócratas echan un pulso a Trump por el nuevo paquete de rescate

El Líder en la Minoría del Senado Chuck Schumer (2-I) yt laPresidenta de la Cámara de Representantes y Portavoz de la Casa Nancy Pelosi (G) responden las preguntas de miembros de la prensa después de una reunión en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington, DC, USA, 03 de agosto 2020. EFE/EPA/SHAWN THEW

Washington, 3 ago (EFE News).- Mientras la economía se desploma y crecen los casos de COVID-19 en Estados Unidos, los demócratas mantuvieron este lunes su pulso con el presidente Donald Trump para lograr un nuevo paquete de rescate que incluya cuantiosas ayudas sociales.

El escenario de la nueva batalla entre republicanos y demócratas es la oficina en el Congreso de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Allí se reunieron este lunes durante dos horas a puerta cerrada los líderes demócratas, Pelosi y Chuck Schumer, líder de la minoría en el Senado, así como los dos representantes del mandatario: el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows.

LOS DEMÓCRATAS NO CEDEN

“Fue productivo aunque todavía tenemos nuestras diferencias”, dijo a la prensa Pelosi a la salida del encuentro.

Explicó que las partes están debatiendo contrarreloj sobre cuáles son las necesidades de EE.UU. para determinar cuántos fondos deben destinarse a diferentes programas y afirmó que, a su juicio, el problema es que “millones de niños no tienen seguridad alimentaria, millones de personas tienen miedo a ser desahuciados y decenas de millones de personas están viviendo de los subsidios al desempleo”.

Pelosi insistió en que la propuesta demócrata no ha cambiado: quieren que el Congreso apruebe un rescate de 3 billones de dólares que mantenga intacta la ayuda por desempleo de 600 dólares semanales que hasta ahora estaban recibiendo los estadounidenses. Frente a ello, los republicanos ofrecen un rescate de 1 billón de dólares con una rebaja de la ayuda a 200 dólares semanales.

Además, los demócratas quieren que el paquete incluya fondos para una estrategia federal frente a la pandemia y están presionando para conseguir ayuda para los estados, así como fondos para fortalecer el Servicio Postal de cara a las elecciones de noviembre, ya que muchos estadounidenses tendrán que votar por correo.

TRUMP AMENAZA CON TOMAR MEDIDAS POR SU CUENTA

La Presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (I) el Líder de la Minoría del Senado Chuck Schumer hablan a los medios de comunicación  en el the Capitolio de los Estados Unidos en Washington, DC, USA, 03 de agosto de 2020. EFE/EPA/SHAWN THEW

Asimismo, el presidente este lunes amenazó con actuar por su cuenta para evitar los desahucios mediante una orden ejecutiva.

“A mucha gente la van a echar a la calle, pero yo lo voy a parar, y lo haré yo mismo si tengo que hacerlo. Tengo muchos poderes con respecto a las órdenes ejecutivas y estamos valorándolo muy seriamente ahora mismo”, dijo Trump a la prensa en la Casa Blanca.

A finales de junio expiró una medida que había impedido el desalojo de unos 12 millones de estadounidenses durante los últimos cuatro meses y, además, el viernes vencieron las ayudas semanales por desempleo de 600 dólares que estaban recibiendo unos 30 millones de trabajadores.

A pesar de la gravedad de la situación, Trump ha estado ausente en las conversaciones con los demócratas y tampoco ha logrado unificar a su partido, donde una minoría de legisladores se resiste a apoyar cualquier tipo de gasto adicional porque les preocupa un aumento de la deuda.

MÁS DE 4,6 MILLONES DE CASOS EN EE.UU.

La Presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (2-D) el Líder de la Minoría del Senado Chuck Schumer (D) hablan a los medios de comunicación  en el the Capitolio de los Estados Unidos en Washington, DC, USA, 03 de agosto de 2020. EFE/EPA/SHAWN THEW

Las negociaciones se producen cuando EE.UU. suma 4,6 millones de casos y más de 155.000 fallecidos por el coronavirus, de acuerdo al recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

La situación es especialmente grave en los estados del sur y el oeste del país, pero este lunes el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, anunció que restringirá el número de comensales en los restaurantes debido al incremento de contagios.

Nueva Jersey y Nueva York fueron dos de los estados más golpeados por el virus en marzo y abril, al comienzo de la pandemia en EE.UU.

Cuando el virus golpeó el país, demócratas y republicanos se unieron para aprobar un paquete de estímulo económico de 2,2 billones de dólares, el mayor de la historia moderna de EE.UU.

Sin embargo, ahora el acuerdo parece estar más lejos debido a que ambos partidos están preocupados por las elecciones de noviembre, en las que Trump se enfrentará al exvicepresidente Joe Biden, virtual candidato demócrata.