Monday, September 28, 2020

Exigen se informe situación de menores inmigrantes que estuvieron en hoteles

Phoenix (AZ), 6 ago (EFE).- Un grupo de activistas reclamaron este jueves respuestas e información sobre los menores que a lo largo de meses fueron albergados en hoteles de Texas y Arizona por las autoridades migratorias federales.

El grupo Uncage & Reunite Coalición de Familias pidió hoy en rueda de prensa que el Gobierno de Arizona pida explicaciones al Departamento de Seguridad Nacional sobre las posiblemente decenas de niños y adolescentes que entre los meses de abril y junio fueron retenidos en hoteles Hampton Inns en McAllen y El Paso (Texas) y Phoenix (Arizona).

“Queremos saber qué hicieron con esos niños, su estado de salud. Si los deportaron solos o con sus padres, si los mandaron a su país de origen o los dejaron a la deriva en México”, dijo a Efe Esther Lumm, portavoz del grupo, en una conferencia de prensa realizada a las afueras del Capitolio estatal.

Los activistas pidieron que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) informe sobre la nacionalidad de los menores, cuánto tiempos estuvieron retenidos en los hoteles y el motivo de la separación familiar.

“Es un abuso que los hayan escondidos en los hoteles en vez de llevarlos a refugios, estamos informados que usaron los hoteles para los menores más de 200 veces, fueron muchos los niños que deportaron”, afirmó Lumm.

A finales de julio la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) entabló una demanda para impedir que los menores que estuvieron bajo custodia del Gobierno en un hotel de McAllen, Texas, sean deportados por las autoridades federales.

Como resultado de un acuerdo legal, la administración accedió a fines de julio a no deportar a un grupo, en un número no determinado, que se hallaba en un hotel de Texas y se comprometió a mantenerlos en territorio nacional para ser enviados con sus familiares.

La Administración federal no ha informado sobre el resto de menores migrantes que mantuvo en hoteles, al amparo de directivas de los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sobre medidas para contener el coronavirus y que dio luz verde a las agencias de inmigración para la expulsión expeditiva de indocumentados.

“No hay nada de compasión, no tienen corazón, han dicho tantas mentiras sobre el trato a los menores migrantes. Hasta vimos a un señor con muchos niños en un hotel, se denunció la presencia de un bebé de un año. Es un abuso”, reclamó Lumm.

“Dicen que ya suspendieron esa acción, pero no sabemos si dicen la verdad, pueden irse a otros hoteles donde estén de acuerdo con ellos, por eso tenemos que ponerle presión al gobernador (de Arizona) Doug Ducey y los legisladores para que aclaren la situación”, expuso.

La cadena de hoteles Hilton señaló semanas atrás que el Hampton Inn & Suites ya no alberga a ningún indocumentado y que ha instruido al resto de sus hoteles y franquicias para que no alquile habitaciones a menores y familias migrantes bajo custodia federal.