La Oferta

May 28, 2022

EE.UU. planea deportar al jefe paramilitar colombiano Salvatore Mancuso a Italia

Washington, 24 ago (EFE).- El Gobierno de EE.UU. tiene intención de deportar al jefe paramilitar colombiano Salvatore Mancuso a Italia pese a los intentos de última hora de pedirlo en extradición del Ejecutivo de Iván Duque, según indicaron este lunes ante un tribunal en Washington fiscales estadounidenses.

El medio especializado Courthouse News Service reportó que el Gobierno de Estados Unidos se comprometió durante la audiencia a deportar a Mancuso, que también tiene nacionalidad italiana, antes del 4 de septiembre.

“Soy optimista de que todo va a estar hecho el día 4”, indicó este lunes el juez federal Richard J. Leon, con tribunal en el Distrito de Columbia.

Los abogados de Mancuso en EE.UU. habían forzado la audiencia para reclamar que se haga efectiva la deportación a Italia de su cliente, que cumplió su condena en marzo y lleva detenido en manos de las autoridades migratorias más de los 90 días máximos que estipulan los protocolos.

Un abogado de Mancuso en Colombia, Jaime Alberto Paeres, explicó a Efe que habló brevemente con su cliente y que espera reencontrarse pronto en Italia con su padre y con sus hijos. “Con paciencia, ganamos”, señaló el abogado.

Mancuso fue deportado a Estados Unidos en 2008 y ha cumplido 12 años de cárcel por narcotráfico.

Cuando su deportación a Italia era casi un hecho, el Gobierno de Colombia pidió su extradición por sus procesos pendientes en la nación sudamericana, el principal y más fiel aliado de Estados Unidos en Latinoamérica.

La organización Human Rights Watch (HRW) ha denunciado que el Gobierno de Duque ha hecho “un trabajo llamativamente negligente para extraditar a Mancuso desde EE.UU.”

La defensa de Mancuso ha argumentado ante la Justicia de Estados Unidos que su cliente enfrenta persecución y tortura de ser extraditado de vuelta a Colombia.

Mancuso fue responsable directo como jefe de las ultraderechistas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) de miles de asesinatos y otros crímenes de lesa humanidad en el marco del conflicto armado que azotó Colombia durante más de medio siglo.

Mancuso y otros 13 altos mandos de las AUC fueron extraditados a EE.UU. en 2008 por el Gobierno del entonces presidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) tras acogerse a un proceso de desmovilización en 2006.

La Justicia colombiana ordenó a principios de mes la detención de Uribe por presunto fraude procesal y soborno de testigos y también está citado para una indagación preliminar por una masacre perpetrada por paramilitares en 1997.

Mancuso ha dicho que aunque sea deportado a Italia mantendrá un compromiso con las víctimas y el Estado de decir la verdad sobre los crímenes en los cuales participó, declaraciones a las que el Gobierno colombiano no da crédito.