Wednesday, September 30, 2020

La cinta mexicana “El club de los idealistas” llega a las salas “sin miedo”

México, 14 sep (EFE).- El director mexicano Marcelo Tobar aseguró que aunque fue difícil tomar la decisión de llegar a las salas de cine en este tan atropellado 2020 con su película “El club de los idealistas”, está feliz de ser parte de quienes toman los retos y apoyan al cine.

“Tuvimos que elegir entre ser de los que tienen miedo y esperar a la segura al 2021 o aliarnos con Cinépolis, porque si queremos que la gente vuelva a las salas y cuidar nuestra industria y la experiencia cinematográfica, tienes que estrenar películas”, aseguró Tobar en conferencia de prensa.

“El club de los idealistas” narra la historia de siete amigos que se reúnen para recordar viejos tiempos.

Solo uno de ellos ha logrado cumplir el sueño de todos, llevar una vida tranquila en el campo en espera de algún día compartir el espacio con sus mejores amigos. Sin embargo, ya no tienen 20 años y el tiempo los ha cambiado mucho.

“Fue una gran experiencia para mí, fue mágico. Marcelo nos llevó a entender los personajes y nos dio mucha libertad. Nos decía olvídense del guion, fue un experimento de dejar los vicios a un lado totalmente alejado a lo que había hecho antes”, mencionó Juan Pablo Medina, quien da vida a Aranas, el dueño de la casa en medio del bosque.

Además de Medina, “El club de los idealistas” es protagonizada por Nailea Norvind (“Julia vs Julia”, 2019), Tiaré Scanda (“El callejón de los milagros”, 1995), Claudia Ramírez (“Solo con tu pareja”, 1991), Andrés Palacios (“Imperio de mentiras”, 2020), Yolanda Ventura (“Rosario Tijeras 2”, 2018) y Tomás Rojas (“Falco”, 2018).

Grabada en Valle de Bravo en el céntrico Estado de México, sus personajes entablaron una relación muy cercana visible en la pantalla resultado de las seis semanas que los actores y el equipo de producción convivieron.

Según el director, esto fue esencial para que existiera la proximidad necesaria entre los actores y pudiera ser creíble para los espectadores.

“Procuramos mucho que esta química entre los actores fuera lo más protegido de la película”, explicó la productora Elsa Reyes, quien aseguró que no hubo grandes complicaciones en la filmación.

La película llegará a las salas nacionales el 24 de septiembre y esperan que la gente pueda retomar el hábito de asistir a cine.