La Oferta

May 20, 2022

Los demócratas colocan “Obamacare” en el centro de la batalla por el Supremo

Toma de la celebración de la Convención Democrática Nacional que muestra al candidato del partido Joe Biden hablando la última noche de la convención en Milwaukee, Wisconsin, USA, 20 de agosto de 2020. EFE/EPA/DNCC/File

Washington, 27 sep (EFE News).- En un movimiento estratégico de cara a las elecciones de noviembre, los demócratas de EE.UU. colocaron este domingo la popular reforma sanitaria del expresidente Barack Obama, conocida como “Obamacare”, en el centro de la batalla por el Tribunal Supremo.

Uno tras otro, los demócratas de mayor peso en el partido acusaron al presidente Donald Trump de manipular el Tribunal Supremo para derogar la Ley de Cuidado Asequible (ACA, en inglés), muy popular entre los estadounidenses y que los demócratas usaron para hacer campaña durante las elecciones legislativas de 2018, cuando recuperaron la mayoría en la Cámara Baja.

En una declaración a la prensa en Wilmington (Delaware), el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, avisó que los republicanos están buscando una “oportunidad” para acabar con la ley.

“No hay ningún misterio en lo que está pasando aquí, el presidente de EE.UU. está tratando de eliminar la Ley de Cuidado Asequible, lo ha intentado durante los últimos cuatro años. El Partido Republicano ha intentado eliminarla durante una década”, avisó Biden.

LA JUEZA BARRETT, CLAVE PARA EL FUTURO DE “OBAMACARE”

Ese caso ha cobrado una mayor importancia debido a que, este sábado, Trump anunció la designación de la jueza conservadora Amy Coney Barrett para cubrir la vacante que dejó en el Tribunal Supremo la magistrada progresista Ruth Bader Ginsburg, fallecida el 18 de septiembre.

Barrett, católica y de 48 años, publicó en 2017 un ensayo en el que ofrecía su visión sobre la reforma sanitaria de Obama y criticaba el fallo a favor de la ley que dictó en 2012 el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, nominado por el mandatario republicano George W. Bush (2001-2009).

“El presidente del Tribunal Supremo Roberts empujó la Ley de Cuidado Asequible más allá de su significado plausible para salvarla”, escribió entonces Barrett.

La confirmación de la magistrada para el Tribunal Supremo ahora depende del Senado, donde los republicanos tienen mayoría.

Los republicanos quieren acelerar el proceso de confirmación para que Barret pueda asumir el cargo antes de las elecciones y, por eso, este mismo martes, empezará a reunirse individualmente con los senadores para, el 12 de octubre, comenzar las audiencias en el Senado.

TRUMP Y LAS “PRISAS”

En CNN, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, argumentó que Trump “tiene prisa” en confirmar a Barret para que pueda participar en el debate del Supremo sobre “Obamacare”.

“Lo que más me preocupa es que Trump habría elegido a cualquiera que pudiera deshacer la Ley de Cuidado Asequible. Por eso tiene tantas prisas, quiere que haya alguien confirmado antes de la audiencia (en el Tribunal Supremo), que será el 10 de noviembre”, apuntó Pelosi.

Por su parte, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, también usó el mismo argumento para arremeter contra Trump.

El propio mandatario, este domingo, en Twitter consideró que acabar con la reforma de Obama sería una “gran VICTORIA” para el país.

“Obamacare será reemplazado con algo MUCHO mejor, y con una alternativa MÁS barata si es anulado por el Tribunal Supremo. ¡Sería una gran VICTORIA para los ESTADOS UNIDOS!”, escribió en Twitter sin dar más detalles.

Actualmente, gracias a ley sanitaria de Obama, unos 22 millones estadounidenses pueden acceder a un seguro médico.

Entre otras cosas, la ley ofreció subsidios a los estados para ampliar el programa Medicaid, que garantiza el derecho a la salud de las personas con bajos recursos, y además obligó a las aseguradoras médicas a dar cobertura a los ciudadanos sin importar las enfermedades que habían padecido en el pasado.