La Oferta

May 22, 2022

El Caribe mexicano se apresta para el impacto del mayor huracán en años

Pescadores y prestadores de servicios del centro de recreo trabajan en el retiro de embarcaciones que podrían colapsar con la llegada del huracán Delta hoy, en Cancún, estado de Quintana Roo (México). EFE/ Alonso Cupul

Cancún (México), 6 oct (EFE News).- El suroriental estado mexicano de Quintana Roo, en el Caribe mexicano, declaró este martes la alerta roja y llevó a cabo evacuaciones de ciudadanos y turistas ante el inminente impacto de Delta, un peligroso huracán de categoría 4 que llegará a tierra durante la próxima medianoche y que también afectará al vecino estado de Yucatán.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este martes la activación del plan de emergencia DN-III y la movilización de 5.000 elementos de las Fuerzas Armadas al sureste del país, que todavía se recupera de los estragos causados por la tormenta Gamma, cuyas lluvias en los últimos días dejaron al menos seis decesos y miles de damnificados.

Considerado como el más peligroso huracán de los últimos años en la zona, Delta ha puesto en alerta al sureste del país, con una economía dependiente del turismo, y ha provocado el cierre de hoteles y zonas arqueológicas, entre ellas las concurridas Chichen Itzá (Yucatán) y Tulum (Quintana Roo).

EL HURACÁN “MÁS PELIGROSO”

Según el reporte más reciente del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Delta alcanzó la categoría 4 y se encuentra 420 kilómetros al este-sureste de Cozumel y 450 kilómetros al sureste de Quintana Roo, ambas en las costas de Quintana Roo, con rachas de viento de entre 150 y 240 kilómetros por hora y oleaje de 6 a 10 metros de altura.

escadores y prestadores de servicios del centro de recreo (atrás) trabajan en el retiro de embarcaciones que podrían colapsar con la llegada del huracán Delta hoy, en Cancún, estado de Quintana Roo (México). EFE/ Alonso Cupul

El huracán se desplaza hacia al oeste-noroeste a 26 kilómetros por hora y se espera que impacte por Cancún.

A raíz de este fenómeno, se declaró la alerta roja (peligro máximo) en el centro y norte de Quintana Roo, y en el este y noreste de Yucatán, así como la alerta naranja (peligro alto) en el sur, centro y norte de Yucatán y en el sur y oeste de Quintana Roo.

El huracán es el más peligroso que Quintana Roo ha recibido en 15 años, advirtió el gobernador del estado, Carlos Joaquín, en una comparecencia junto al secretario de Marina, José Rafael Ojeda, y la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez.

PREPARADOS PARA EL IMPACTO

En la zona norte de Quintana Roo, donde se encuentra la turística ciudad de Cancún, se ordenó la cancelación de actividades no esenciales, se decretó ley seca y se puso en marcha un operativo para retirar la basura de las calles, podar árboles y quitar objetos que pudieran convertirse en proyectiles por el viento.

Protección Civil estatal pidió a la población mantenerse en casa y no salir después de las 17.00 horas (22.00 GMT) porque por la tarde está prevista la llegada de las primeras ráfagas de viento.

Hasta el momento se han habilitado 81 refugios temporales para turistas y gente que vive en zonas vulnerables, los cuales tienen como objetivo dar seguridad a la población durante el embate del huracán.

Pescadores y prestadores de servicios del centro de recreo trabajan en el retiro de embarcaciones que podrían colapsar con la llegada del huracán Delta hoy, en Cancún, estado de Quintana Roo (México). EFE/ Alonso Cupul

l pánico generó filas de compradores en supermercados, gasolineras, tiendas de comida, ferreterías y madererías, así como atascos en carreteras.

En Puerto Juárez, localidad conurbada con Cancún, los pesadores retiraron sus embarcaciones antes de la llegada del huracán.

DESALOJO DE TURISTAS

De acuerdo con la Secretaría de Turismo estatal, hay 40.935 turistas en la zona norte del estado, donde se prevé impactará el huracán.

Las personas que se encuentran en las zonas hoteleras de Puerto Morelos y Cancún, así como los que están en la isla de Holbox, están siendo evacuados hacia los refugios ya instalados en el estado.

En la zona hoteles de Cancún se habilitó el centro de convenciones como refugio temporal para turistas y residentes de la zona.

Karina Gómez, una turista del céntrico estado de Guanajuato que viajó a Quintana Roo junto a otros seis adultos y dos niños, explicó a Efe que la dueña del hotel donde estaban les dijo que buscaran un albergue.

“Tratamos de estar tranquilos, pero algunos compañeras sí están un poco nerviosas”, explicó Gómez, quien en otras vacaciones también vivió un huracán y se quedó encerrada durante 10 días.