Saturday, December 05, 2020

México Presente: Centro Cultural Tlatelolco, Los enigmáticos mayas

Rodolfo Quilantán Arenas, Cónsul General de México en Little Rock, Arkansas.

En esta nueva entrega de los artículos y actividades realizadas por el Cónsul Rodolfo Quilantán Arenas, durante su servicio diplomático en Guayaquil, Ecuador, transcribimos el siguiente, de su libro “México en la Cultura”. En él se “muestra de manera íntegra las publicaciones México Presente y Correspondencia México-Ecuador, editadas y difundidas por el consulado, bajo la dirección del entonces representante de dicha entidad”, destaca en la contraportada del libro publicado por el H. Cuerpo Consular de Guayaquil.  En cada entrega que el Cónsul Quilantán Arenas realizó, presenta la riqueza y diversidad cultural de un país pródigo y generoso.

Mexico Presente

Centro Cultural Tlatelolco. En octubre pasado se inauguró el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT), nuevo espacio para difundir las artes y ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al norte de la Ciudad de México. Ubicado en lo que fueron las instalaciones de la Secretaría de Relaciones Exteriores por más de cuarenta años, el CCUT se compone de cuatro áreas: Memorial del Movimiento Estudiantil de 1968, espacio museográfico diseñado para documentar el desarrollo y legado de uno de los acontecimientos sociales más relevantes de la historia reciente del país; la Galería de la Colección Andrés Blaisten, conformada por más de 650 obras de arte mexicano del siglo XX, representativas de las corrientes artísticas que singularizaron personajes de la talla de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, María Izquierdo, José Clemente Orozco y Rafael Coronel, entre otros; la Unidad de Seminarios creada para la organización de congresos, conferencias y reuniones académicas; y la Unidad de Docencia en la que se impartirán cursos de idiomas y de informática. Con la muestra Arte Nuevo: El Aporte de María Izquierdo dieron inicio las exposiciones temporales de la Colección Blaisten.

Los enigmáticos mayas. En las últimas semanas se han dado a conocer diversas manifestaciones artísticas y culturales sobre una de las civilizaciones que ha dejado una impronta indeleble en la historia de la humanidad. La revista National Geographic en español publicó un artículo sobre el esplendor y caída de los mayas, en el que se describe su organización política, actividad económica y adelantos científicos.  Extendida por toda la península de Yucatán y zonas de lo que hoy es Guatemala, Honduras, El Salvador y Belice, los mayas estaban divididos en ciudades-Estados que forjaban alianzas, libraban guerras y comerciaban sus productos con productos de lujo como el jade, pieles exóticas y plumas. Los granos de cacao los utilizaban como moneda. Aunque no conocieron la rueda ni herramientas de metal, inventaron un sistema completo de jeroglífica y desarrollaron el concepto del cero, empleándolo en sus cálculos cotidianos.

Tenían su propia cosmogonía y crearon un calendario de 365 días. Eran lo suficientemente sofisticados para realizar correcciones parecidas a los años bisiestos. Los mayas fueron grandes observadores de las estrellas, predijeron eclipses y orientaron sus edificios para que miraran el alba o el ocaso en determinadas épocas del año.

Su arquitectura fue monumental como lo comprueban sitios arqueológicos en Palenque, Uxmal, Mayapan, Copán,Tikal,Uaxactún, Quiriguá, Bonampak y Chichen ltza, esta última declarada una de las nuevas maravillas del mundo. Estos recintos eran ciudades-Estados y no solo centros ceremoniales.

Otra manifestación cultural relacionada con esta gran cultura del mundo antiguo, es la muestra fotográfica titulada Los Mayas, Tradición del Sol, inaugurada en Palma de Mallorca en días pasados, y que muestra el deseo de los mayas de interactuar con el sol y otros elementos naturales en sus magnificentes construcciones, como es el caso del descenso del Dios Kakulkán (Quetzalcoatl), en la pirámide conocida como El Castillo, en el sitio arqueológico de Chichen ltza, fenomeno que puede ser observado en los equinoccios de primavera y otoño. A este respecto, el arqueólogo José Huchim declaró: Se necesita mucho conocimiento matemático y astronómico para hacer que este y otros fenómenos se conjuguen de esta manera en varias pirámides y templos… la precisión con la que lograron calcular el tiempo es tan asombrosa que solo la astronomía moderna ha podido superarla.

Actualmente viven más de seis millones de mayas en México, Guatemala, Honduras, El Salvador y Estados Unidos, luchando por preservar sus tradiciones, costumbres y lengua.

Noviembre 2007