Wednesday, January 26, 2022

Restaurantes y bares de Los Ángeles solo podrán ofrecer servicios para llevar

El condado de Los Ángeles, el más poblado de EE.UU., no permitirá que restaurantes, cervecerías, bodegas y bares atiendan en el interior de sus locales durante al menos tres semanas, una medida tomada para tratar de detener el aumento en los contagios de coronavirus. EFE/Tania Cidoncha/Archivo

Los Ángeles, 23 nov (EFE News).- Tras el aumento de casos de lacovid-19 en Los Ángeles, las autoridades anunciaron que restaurantes, cervecerías, bodegas y bares del condado solo podrán ofrecer servicios para llevar durante las próximas tres semanas en una medida tomada para tratar de detener el aumento en los contagios.

“Para reducir la posibilidad de hacinamiento y la posibilidad de exposición en entornos donde las personas no se cubren la cara, los restaurantes, cervecerías, bodegas y bares solo podrán ofrecer servicios de comida para llevar, ventanilla, y entrega a domicilio”, dijo el Departamento de Salud del condado de Los Ángeles en un comunicado emitido este domingo.

Las restricciones por tres semanas entrarán en vigencia el miércoles a las 10 de la noche hora local.

Este domingo, el condado de Los Ángeles reportó 2.718 nuevos casos de la covid—19 y nueve muertes adicionales, lo que eleva los totales del condado a 364.520 casos y 7.438 fallecimientos.

El condado había acumulado tres días con más de 4.000 casos reportados, incluido el registro del jueves donde se contabilizaron 5.031, el mayor número de contagios en un día desde que comenzó la pandemia.

Según los últimos datos de las autoridades de salud, hay 1.401 contagiados del virus hospitalizados, con un 26 % de ellos en unidades de cuidados intensivos. Eso es más del doble de la cantidad diaria a principios de octubre, cuando era menos de 700.

Las restricciones aún podrían aumentar, advirtieron las autoridades de salud. Si el promedio de cinco días de casos aumenta a 4.500 o más o las hospitalizaciones son más de 2.000 por día, se emitirá una orden de permanecer en casa durante tres semanas.

Esa posible nueva orden ofrecería restricciones adicionales al tiempo de trabajo que permitiría que los trabajadores esenciales y de emergencia.

La mayor parte de California, incluido el condado de Los Ángeles, está bajo toque de queda parcial en las noches desde el pasado sábado.