La Oferta

February 1, 2023

El Gobierno debe recuperar el DACA original este lunes, por orden judicial

Nueva York, 7 dic (EFE).- Este lunes se cumple el plazo dado por un juez federal de Nueva York al Gobierno del presidente Donald Trump para que regrese el programa de Acción Diferida (DACA) a como era antes de 2017, cuando comenzó su lucha para cerrar este amparo migratorio, en una acción que miles de “soñadores” aguardan con ansia para poder solicitar los beneficios por primera vez.

La decisión del Gobierno de Trump, que desde la campaña por la presidencia había declarado la guerra a los inmigrantes, de no aceptar nuevas solicitudes para acogerse al DACA dejó en el limbo a miles de jóvenes en el país

Según Migration Policy Institute, cerca de 646.000 inmigrantes están amparados actualmente por DACA y calculan que otros 685.000 cumplirían los criterios para solicitar este programa creado en 2012 por el entonces presidente, Barack Obama, para proteger de la deportación a estos jóvenes y que les otorgaba además un permiso de trabajo.

De acuerdo con la orden del pasado 4 de noviembre del juez federal de Nueva York, Nicholas Garaufis, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), bajo el que opera el Servicio de Inmigración y Aduanas (USCIS), debía comenzar a más tardar hoy a aceptar las nuevas solicitudes de estos “soñadores”, pero en su página web pasado el mediodía seguía vigente la orden de rechazo a esas peticiones.

“Rechazaremos todas las peticiones iniciales de DACA de parte de extranjeros que nunca habían recibido DACA anteriormente”, señala la página, en una decisión que, señalan, está basada en el memorándum sobre DACA emitido por el secretario interino de DHS, Chad Wolf, el 28 de julio de 2020, que el juez Garaufis invalidó el 14 de noviembre.

De acuerdo con el magistrado de la corte federal para el distrito este de Nueva York, Wolf no ocupaba su posición legalmente cuando suspendió y limitó las protecciones que existían para los conocidos como “soñadores”, que llegaron al país de manera ilegal siendo niños, por lo que esas medidas quedaron invalidadas.

Tras esa decisión, en la que no fijó una fecha para que DHS repusiera el DACA el pasado viernes Garaufis ordenó que el programa sea reinstalado tal y como estaba antes de que fuera cancelado en septiembre de 2017 por una orden ejecutiva de Trump.

“Tienen hasta hoy para actualizar la información en la página pero no sabemos a qué hora lo harán. Estamos esperanzados en que sea hoy” o podrían volver a la corte por un recurso, dijo a Efe Yatziris Tovar, organizadora de Se Hace Camino Nueva York, uno de los que impugnó la derogación de DACA en el caso Batalla Vidal vs Wolf.

No obstante, el portavoz de DHS, Chase Jennings, aseguró a la cadena Univisión que la agencia cumplirá con la orden, pero advirtió que apelarán la decisión.

De acuerdo con la agencia federal, que trabaja con el Departamento de Justicia en los próximos pasos que darán para impugnar la orden, el juez Garaufis “actúa de acuerdo con sus propias preferencias políticas”.

DACA, que había estado bajo fuego republicano desde que fue creado en 2012 por Obama, ha enfrentado una larga batalla legal por su subsistencia durante el cuatrienio Trump, luego de que la decisión de derogarlo fue impugnada, lucha que comenzó en Nueva York con Batalla Vidal vs Wolf, y que el pasado verano llegó al Tribunal Supremo.

En junio miles de jóvenes recibieron con sorpresa y algarabía la decisión del Alto Tribunal, que falló en contra del Gobierno por considerar su decisión de “arbitraria y caprichosa”.

Además de las nuevas solicitudes, las renovaciones de DACA deberán ser de dos años, tal y como eran originalmente, aceptar la aplicación no importa cuándo venza y el que los jóvenes tengan más opciones de que les concedan permisos para viajar temporalmente del país (“advanced parole”).

La decisión de Garaufis ordena además que se realice una audiencia el 10 u 11 de diciembre próximo para presentar qué tipo de evidencia recibirán los que tienen el permiso de trabajo de un año de que se aumentará nuevamente a dos años la renovación, como estaba previsto cuando el programa fue creado.

“Más de la mitad de los elegibles para el DACA son trabajadores esenciales y esta decisión es una vitoria para ellos y sus comunidades”, aseguró hoy Jeremy Robbins, director ejecutivo de New American Economy.

Robbins recordó que los pasados cuatro años han demostrado que es un programa que no puede ser dejado en el limbo, y más cuando todavía está pendiente para las próximas semanas un dictamen de un juez a una demanda presentada por un grupo de fiscales generales republicanos que consideran que Obama se extralimitó al firman la orden ejecutiva de DACA.

Por eso, en opinión de Robins, el Congreso debe actuar “rápidamente” para proveer protección permanente a los “soñadores”, incluido un camino a la ciudadanía.