La Oferta

January 28, 2023

Congreso de EE.UU. gana tiempo para negociar rescate con aprobación de fondos

Washington, 9 dic (EFE).- La Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por los demócratas, aprobó este miércoles una propuesta para financiar a corto plazo la Administración federal y evitar su cierre, que le permite ganar tiempo para seguir negociando un acuerdo para un paquete de estímulo de la economía, deteriorada por la pandemia.

La propuesta recibió el apoyo de 343 legisladores frente a 67 que se opusieron.

Con esta medida, que ahora tiene que ser votada por el Senado, dominado por los republicanos y donde se espera que salga adelante con rapidez, se garantizan fondos suficientes para mantener abierta la Administración federal hasta el 18 de diciembre, que sin esta propuesta estaría abocada a cerrar después de que este viernes expire su financiación.

Hasta ahora, los legisladores no han logrado ponerse de acuerdo sobre una ley de gasto del Gobierno federal de cara al próximo año fiscal, conocida como omnibús, debido a diferencias sobre algunas cláusulas referidas a inmigración y al lenguaje empleado sobre el aborto, entre otros.

Según la cadena de televisión CNN, los negociadores esperan que el tiempo que se ganará con esta extensión sea suficiente para lograr un acuerdo sobre una futura ley de gasto a largo plazo y el paquete de estímulo económico, antes de que la mayor parte de programas de ayuda por la pandemia expire a finales de año y el Congreso entre en receso por vacaciones.

El futuro de ambas propuestas está unido porque se espera que el paquete de estímulo forme parte de un acuerdo para financiar la Administración federal.

La noche del martes, la Casa Blanca se sumó a las propuestas de estímulo fiscal para encarar la crisis provocada por la pandemia con un plan que incluye menores transferencias de efectivo, algo que ha sido considerado “inaceptable” por parte de los demócratas.

La oferta presentada por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, es de un total de 918.000 millones de dólares; y cuenta con una transferencia directa a los ciudadanos de 600 dólares, por debajo de los 1.200 aportados en el paquete de estímulo previo; pero retira los fondos adicionales para personas sin trabajo.

Mientras, los republicanos y demócratas del Congreso debaten actualmente un plan de 908.000 millones de dólares, tras meses de estancamiento en las negociaciones.

Esa cifra se encuentra a medio camino entre la última de los demócratas de 2,4 billones de dólares y la de los republicanos, de 650.000 millones de dólares.

El plan cuenta con el respaldo del presidente electo, Joe Biden, quien tomará posesión el próximo 20 de enero, pero quien ya ha advertido de que sólo será “un primer paso” y hará falta respaldo adicional ante la magnitud de la crisis provocada por la pandemia.

EE.UU. es el país del mundo más golpeado por la pandemia con más de 15 millones de contagios y más 288.000 millones de muertos, según la Universidad Johns Hopkins.