Sunday, October 24, 2021

Gobierno de Biden reafirma compromiso migratorio pero el cambio tomará tiempo

Joe Biden, presidente de Estados Unidos. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Washington, 29 ene (EFE News).- El Gobierno del presidente, Joe Biden, buscará implementar un plan “comprensivo y de largo plazo” para encarar los retos migratorios del hemisferio occidental, incluidos los de su propio sistema, dijo este viernes Roberta Jacobson, asistenta especial del presidente, quien admitió que los cambios no se darán “de la noche al día”.

“La Administración del presidente Biden está comprometida a (implementar) un procedimiento de frontera justa, ordenada y humana, pero va a tomar tiempo para ocurrir”, afirmó durante una conferencia de prensa telefónica la también coordinadora de la frontera suroeste en el Consejo de Seguridad Nacional.

Ese plan tendrá como pilares, según la funcionaria, reducir las causas que obligan a las personas a migrar; ampliar el acceso a la protección internacional (refugio y asilo); expandir los mecanismos de reunificación de familias y los programas de migración laboral, y proteger la seguridad nacional y fronteriza.

“NO ES EL MOMENTO DE LLEGAR A LA FRONTERA”

Jacobson, que fue embajadora de EE.UU. en México entre 2016 y 2018, envió un mensaje a los migrantes y a las familias “que ahora están en marcha a los Estados Unidos o están pensando en este viaje: la situación en la frontera no ha cambiado”.

“Ahora no es el momento de llegar a la frontera de los Estados Unidos -afirmó la funcionaria-. Los procedimientos no van a cambiar de la noche al día y el viaje es especialmente peligroso ahora en medio de una pandemia”, agregó.

Estados Unidos y México acordaron restringir en marzo del año pasado los viajes terrestres no esenciales para evitar la propagación del coronavirus, una medida que había entrado en vigor previamente en el linde con Canadá.

SOLICITUDES DE ASILO SE PROCESARÁN TAN RÁPIDO COMO SEA POSIBLE

Jacobson se refirió igualmente a las personas que debido al programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, en inglés), también conocido como “Permanezcan en México”, aguardan en el vecino país por una respuesta a su solicitud de asilo, e indicó que están dedicando “bastantes recursos a ese reto”.

El pasado 20 de enero, la Administración Biden anunció que suspendería desde el 21 de enero las inscripciones en ese programa, que permitió al Gobierno de Trump devolver al país vecino a los solicitantes de asilo.

“El Departamento de Seguridad Interno no está inscribiendo más personas, más migrantes en el programa”, ratificó la asesora, quien apuntó que están revisando cómo pueden procesar a los migrantes que ya forman parte de esa iniciativa, especialmente a aquellas que llevan años de espera y a las “más vulnerables”.

Y en un mensaje a quienes están inscritos, la encargada de la frontera suroeste les pidió esperar.

“No llegue a la frontera ahora si no está viviendo en la frontera”, sostuvo, y prometió que estarán contactando a los participantes a través de organizaciones no gubernamentales y otros y que serán procesadas “de manera ordenada”.

SIN PLANES DE TRANSFERIR PERSONAS A CENTROAMÉRICA

Consultada sobre los Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACA) con Guatemala, El Salvador y Honduras, países que conforman el llamado Triángulo Norte de Centroamérica y de donde procede la mayor cantidad de migrantes que buscan llegar a EE.UU. a través de México, descartó que se hagan transferencias.

Jacobson detalló que los traslados bajo el acuerdo con Guatemala -el único que dijo fue actualizado- permanecen suspendidos desde marzo debido a la pandemia.

“Los otros dos acuerdos, con El Salvador y Honduras, no han sido implementados. Actualmente, no hay planes para trasferir personas bajo ninguno de los tres acuerdos”, puntualizó.

REFORMA MIGRATORIA, UN PROPUESTA DISTINTA

La embajadora se refirió de igual forma a la reforma migratoria que Biden presentó al Congreso en su primer día al frente del Gobierno, y lo describió como proyecto de ley “muy distinto que otros esfuerzos en el pasado”.

“Mucho más comprensivo y que empieza desde el principio con el entendimiento de legalizar las personas que viven en las sombras en los Estados Unidos, 11 millones o más, es algo muy importante no solamente para la dignidad de esas personas y sus vidas y sus familias, sino también para nuestra economía”, dijo.

En ese sentido, admitió que el proceso de esa iniciativa en el Congreso “va a estar difícil”, pero destacó que tanto del lado republicano como del demócrata hay quienes “entienden muy bien que es esencial cambiar la situación de esas personas” e incluso apuntó que las encuestas muestran que la mayoría de la población estadounidense está favor de ese proyecto.

“Yo soy mucho más optimista que en otros momentos en nuestra historia, pero eso no es decir que sería fácil. Yo creo que el presidente está muy comprometido en trabajar con el Congreso para implementarla, ratificarla, la reforma migratoria”, aseveró Jacobson, quien consideró que será un asunto que “va a tomar un poco de tiempo”.