La Oferta

February 1, 2023

Seguidores de Navalni mantienen el pulso a Putin en una nueva oleada de protestas

Moscú EFE/EPA/SERGEI ILNITSKY

Moscú, 31 ene (EFE).- Los partidarios de Alexéi Navalni, mantuvieron hoy el pulso al presidente Vladímir Putin con protestas en toda Rusia para exigir la liberación del líder opositor y expresar su indignación con la situación económica y social en el país, y lo hicieron en medio de la represión y la detención de más de 5.000 personas.

“Vine a defender mis derechos y los derechos de los presos políticos. Esto me importa y creo que debe importar a todos”, dijo a Efe la estudiante Sofía, que participó junto a otros miles de ciudadanos en la protesta de Moscú.

Las marchas en apoyo de Navalni tuvieron lugar en más de 140 ciudades, desde Vladivostok en el Lejano Oriente, a Novosibirsk en Siberia, Yekaterimburgo en los Urales, San Petersburgo en el mar Báltico o el centro del poder, en Moscú.

Y eso pese a que miles de policías fueron desplegados en todo el país para tratar de impedir que se repitan las imágenes del pasado día 23, cuando más de 110.000 personas asistieron a la primera convocatoria del líder opositor para desafiar al Kremlin.

En Moscú, las fuerzas de seguridad impidieron a los manifestantes el acceso a la plaza de Lubianka, donde se encuentra el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), por lo que se desviaron a otros puntos de la ciudad cada vez que aparecía la policía.

En San Petersburgo fue imposible llegar a la céntrica Avenida Nevski y los ciudadanos tuvieron que congregarse cerca del Teatro de Juventud, la plaza Sennaya y la Asamblea Legislativa.

Moscú EFE/EPA/SERGEI ILNITSKY

TODAS LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD EN VANO

Sin embargo, todos los intentos de las autoridades rusas de bloquear los accesos a los puntos de reunión con vallas, cordones policiales y el cierre de estaciones de metro fueron en vano, ya que decenas de miles de rusos volvieron a salir a protestar.

Y es que a la indignación por el caso Navalni se ha sumado el malestar de muchos rusos por la mala situación económica y social en el país, donde los ingresos reales cayeron un 3,5 % en 2020 y donde 19,6 millones de personas viven por debajo del nivel de subsistencia.

Mientras, tienen que ver en un vídeo publicado por Navalni -que tiene ya más de 104 millones de visionados- un palacio opulento a orillas del mar Negro que pertenece supuestamente a Putin y que el opositor considera el “mayor soborno de la historia”.

USO DE LA FUERZA Y DETENCIONES MASIVAS

En todo el país se vieron este domingo de nuevo escenas de detenciones con un uso excesivo de la fuerza, a pesar del carácter pacífico de las protestas. Varias personas resultaron heridas.

Moscú EFE/EPA/SERGEI ILNITSKY

Según el portal OVD-Info, que monitorea las detenciones, más de 5.000 personas fueron arrestadas en todo el país, de las que más de 1.600 fueron detenidas en Moscú y más de 1.100 en San Petersburgo.

Allí, los agentes antidisturbios recurrieron a gas pimienta y descargas eléctricas, además de a sus porras para pegar y arrestar a los manifestantes pacíficos, según el portal independiente Meduza.

Entre los detenidos en Moscú se encontraba la esposa de Navalni, Yulia Navalnaya, quien ya fue arrestada una semana antes y quien marchaba con otros manifestantes hacia la prisión moscovita de Matrósskaya Tishiná, donde está encarcelado su marido.

Más tarde fue liberada a la espera de un juicio este lunes.

“Uno para todos y todos para uno”, “Suéltalo”, “Libertad”, gritaban los que sí lograron acercarse en columnas a la cárcel poco antes de la policía empezara a bloquearles el paso y a detenerles.

“Putin a la prisión”, “Rusia será libre”, “libertad para Alexéi Navalni” o “Suéltalo”, fueron algunos de los eslóganes más coreados.

Céline Aemisegger