Tuesday, October 26, 2021

“Seré la fe”, tributo de la colombiana Naty Botero a la familia y la esperanza

Barranquilla (Colombia), 9 mar (EFE).- La cantante y actriz colombiana Naty Botero lanzó su más reciente sencillo, “Seré la fe”, una canción en la que, en medio de las angustias que pueden generar estos tiempos de pandemia, rinde tributo a ritmo de vallenato a la familia y la esperanza.

La artista, que se dio a conocer en 2006 con la canción “Te quiero mucho” y que a lo largo de su carrera ha probado suerte en diversos géneros, hoy en su faceta de madre de gemelas de año y medio proyecta una imagen de mujer integral en permanente contacto con la naturaleza.

Frente al mar Caribe, en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta donde vive desde hace varios años, Botero contó a Efe cómo fue el proceso de creación de esta canción, el cual estuvo íntimamente relacionado con su maternidad, sus miedos y la alegría ante una nueva etapa de su vida.

“La canción nació como un vallenato. Cogí la guitarra y la canté como un grito desesperado. La letra va bien con el vallenato porque es sencilla, cualquiera se puede conectar con ella porque trata sobre la fe, la esperanza, la luz y pienso que el vallenato tiene eso, que es una música muy de la tierra, de los campesinos y es la música del alma colombiana”, explicó.

ESTILO ECLÉCTICO

Aunque aclara que esta nueva producción no se apega estrictamente al vallenato tradicional y que ella se sigue definiendo como “popera” al mantener un estilo musical ecléctico, vio en este género colombiano una posibilidad de encontrar nuevas formas de expresiones artísticas.

“Siempre he explorado mucho con los ritmos y no soy de uno solo. En mi pasado tengo cumbia, champeta, reggae, boleros y obviamente pop y hip hop y eso es chévere porque he experimentado mucho”, declaró Botero en videoconferencia desde su residencia campestre.

Detalló cómo es su proceso creativo cuando está componiendo, al indicar que “cada personaje en el que me meto, o cada etapa de mi vida, me dicta un personaje y obviamente hace que la música cambie”.

“Yo soy muy ecléctica porque me adapto mucho a donde estoy viviendo y la música ha sido un pasaporte para viajar y una expresión del diario vivir de las cosas que me han pasado, y en este caso cómo no voy a explorar la música colombiana si es tan rica y también tan ecléctica”, agregó.

PALOMA Y LUNA

Además de ser considerada una de las mejores voces femeninas de Colombia y de mayor proyección internacional luego de haber vivido en México, Botero sorprendió cuando decidió alejarse de las rutilantes luces del espectáculo y del ruido de las grandes ciudades para irse a vivir a Palomino, una pequeña aldea a la orilla del mar en el norte de Colombia.

“Había muchos vacíos del día a día, muchas cosas que me faltaban, cuando me encontré con un novio que me dijo que se devolvía para Colombia a hacer un hotel en la Sierra Nevada de Santa Marta”, contó al precisar la manera como le cambió la vida con el nacimiento de sus gemelas Paloma y Luna, a quienes saluda al inicio de “Seré la fe”.

Agrega que la decisión de irse a vivir al campo ha sido de las más difíciles, drásticas y complicadas, pero la más buena para su salud mental, lo que la hace muy feliz. Además, su contacto con las comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta le ha permitido ver el mundo desde otra perspectiva.

“Me levanto y veo el sol, veo donde nace el agua y de los indígenas he aprendido la manera como aman la naturaleza. Como aman dar las gracias por el agua, por la comida, como hacen su ropa, sus casas, como son parteras, cocinan, hacen sus mochilas. Ellos tienen una sostenibilidad en la que no necesitan de nada, ni del plástico, ni del mercado”, anota.

LO QUE VIENE

“Estamos viendo por qué lado viene la siguiente canción, que ya está escrita y que se la hice a mi marido, que también habla de aprovechar la vida, porque la pandemia también me ha hecho pensar que el tiempo es muy contado”, explica sobre sus siguientes proyectos musicales.

Dice que “definitivamente vendrán más canciones con mucha alma, sencillez, sinceridad y ojalá pueda seguir por los caminos del vallenato que es una música muy agradecida y que en este momento me permite explorar en ese folclor colombiano”.