Sunday, June 20, 2021

Estados Unidos ha retirado ya a más de la mitad de sus tropas de Afganistán

Washington, 10 jun (EFE).– EE.UU. ha retirado ya a más de la mitad de sus tropas de Afganistán, a medida que se acerca a la fecha límite del 11 de septiembre para completar el repliegue total, confirmó este jueves el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

Austin aseguró en una audiencia del Comité de Servicios Armados del Senado de EE.UU. que la retirada de los efectivos estadounidenses en Afganistán “sigue a buen ritmo”, después de que el Pentágono informara que más del 50 % de las tropas ya están fuera del país asiático.

“El presidente (Joe Biden) ha dejado claro que nuestra misión en Afganistán se ha cumplido y estamos enfocados en retirar a nuestra gente y equipo”, insistió Austin, que testificó ante ese comité senatorial sobre la propuesta de presupuesto para Defensa del mandatario estadounidense.

Desde que Biden ordenó la salida de Afganistán en abril pasado, el Departamento de Defensa ha retirado el equivalente a aproximadamente 500 cargas de material C-17, según las últimas estimaciones semanales del Comando Central del Ejército estadounidense (Centcom).

En total, el Ejército estadounidense tiene la tarea de retirar 2.500 soldados, 16.000 contratistas civiles y cientos de toneladas de equipo que estaban dentro de Afganistán para la fecha del 11 de septiembre, que marca el vigésimo aniversario de los ataques de Al-Qaeda en Nueva York y Washington.

Preguntado por la senadora demócrata Jeanne Shaheen sobre si el Pentágono podría intervenir con aviones de combate o drones en Afganistán en caso de que Kabul esté en peligro de caer en manos de los talibanes, tal como informó el diario The New York Times en las últimas horas, Austin evitó confirmar esta estrategia.

Sin embargo, sí dijo que EE.UU. tiene previsto estacionar algunos efectivos y equipamiento en países vecinos, aunque aseguró que las negociaciones en ese sentido “siguen en curso”.

Además, el jefe del Pentágono explicó que dentro de la solicitud presupuestaria para el departamento que lidera se encuentran 3.300 millones de dólares para el Fondo de las Fuerzas de Seguridad de Afganistán (ASFF, en sus siglas en inglés).

“Esto asegurará nuestro apoyo continuo para los requisitos de mantenimiento, infraestructura, equipamiento y capacitación para el personal de seguridad afgano”, justificó Austin.

La guerra en Afganistán comenzó en octubre de 2001 con la misión de dar caza al líder de Al Qaeda Osama Bin Laden -el “cerebro” de los atentados del 11 de septiembre de ese año y que falleció en una operación de EE.UU. en Pakistán en 2011- y castigar a los talibanes que le habían dado refugio.

La guerra arrebató la vida a entre 35.000 y 40.000 civiles afganos y a unos 2.300 soldados estadounidenses, según un proyecto de investigación de la universidad Brown en Rhode Island.

En total, la propuesta para el presupuesto del Departamento de Defensa de la Administración de Biden asciende a los 715.000 millones para el año fiscal 2022.