Thursday, October 21, 2021

Exposición en México reclama que se debería reconocer al maíz “como el vino”

El director general de comunicación de la ciencia de la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (Conabio), Carlos Galindo Leal, charla con Efe, durante la muestra “Tierra de maíces” expuesta en Ciudad de México. EFE

Ciudad de México, 19 jun (EFE).- Una instalación de diversas variedades de maíz en pleno centro histórico de la Ciudad de México, busca recordarles a los mexicanos la importancia de este cereal, que cuenta con 60 razas y que debería ser visto y conocido “como el vino”.

“Veo al maíz como el vino. ¿Cuántas variedades de uvas conocemos? Es increíble el conocimiento que tenemos del vino, deberíamos tener algo parecido con el maíz y promover que la gente pregunte (la raza) cuando consuma maíz”, dijo a Efe Carlos Galindo Leal, director general de comunicación de la ciencia de la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (Conabio).

La instalación “Tierra de Maíces” es una iniciativa de la Fundación Centro Histórico y la Conabio, que lleva ya varios años llevando a cabo diversas muestras dentro del programa Atrio Verde del Atrio de San Francisco, ubicado en la céntrica avenida Francisco I. Madero y muy cerca del Palacio de Bellas Artes.

Después de tratar temas en Atrio Verde como la biodiversidad de la capital, cayeron en la cuenta de que “había que darle importancia a este otro tipo de riqueza que es la agrobiodiversidad”, que es la “creación de diversidad biológica por el ser humano desde hace 10.000 años”, explicó el especialista.

Razas de maíz como el elotero de Sinaloa, nal-tel, motozinteco, pepitilla o tepecintle son solo algunas de las que componen las alrededor de 60 que existen en México, centro de diversidad, origen y domesticación en México.

Muchas de ellas son desconocidas para los mexicanos, a pesar de ser este cereal tan relevante en México y en el mundo, consideró Galindo.

Por eso, con los cultivos y los datos presentes en la instalación, además de toda la información disponible en línea en la web de la Conabio relatan la historia del maíz, que es como es actualmente por la selección artificial de los seres humanos.

Personas observan este viernes, la muestra “Tierra de maíces” expuesta en Ciudad de México. EFE/Sáshenka Gutiérrez

“Si nos fijamos, otros cereales como el arroz o el trigo tienen una semilla muy pequeña, el maíz tiene un montón de semillas grandes todas pegadas y eso es producto del ser humano”, contó el experto.

Los seres humanos han ido seleccionando desde hace más de 10.000 años -y lo siguen haciendo- las características más relevantes de cada mazorca y cada grano como la textura, el color o el tamaño, además de los que no se separen de la mazorca.

Este resumen, dijo Galindo, es desconocido por muchos, por lo que “Tierra de maíces” quiere cumplir con la labor de difundir la importancia de este cereal que en su momento fue sagrado para los pobladores prehispánicos o lo sigue siendo para indígenas de diversas zonas del país.

Además, el maíz es la base alimenticia de la gran mayoría de los mexicanos. En México se producen alrededor de 600 platillos distintos con base en el maíz, pero también combustible, alimento para animales o artesanías.

El pasado mayo la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) recordó que en el año agrícola 2020 la producción de maíz grano fue de 27,7 millones de toneladas, un aumento del 1,8% en comparación con 2019.