Monday, July 26, 2021

Fiscalía de California asigna más recursos para combatir la trata de personas

Los Ángeles, 20 jun (EFE).- El fiscal general de California, Rob Bonta, presentó varios esfuerzos para ayudar al desmantelamiento de grupos criminales dedicados a la trata de personas y la explotación sexual de menores en el estado.

Entre los esfuerzos presentados están varios nuevos equipos de personal dedicados a apoyar a los departamentos de policía en todo el estado a erradicar este problema.

Bonta destacó que “desafortunadamente” la pandemia de covid-19 solo ha servido para exacerbar muchos de los riesgos subyacentes que conducen a la trata de personas en el estado, por lo que es necesario que haya más personal designado por la Fiscalía para combatir este crimen.

Las estadísticas sobre los crímenes de explotación sexual infantil no favorecen a California. Tres de las principales regiones de prostitución infantil a nivel nacional se encuentran en las áreas metropolitanas de Los Ángeles, San Diego y San Francisco, según datos del FBI.

Las víctimas de la trata de personas también se pueden encontrar entre los trabajadores agrícolas migrantes y de temporada, los trabajadores domésticos, y en el sector de la confección de California, destacó la Fiscalía californiana.

A esto se suma que las denuncias de casos de trata de personas en 2019 en California sobrepasaron las 1.500, la mayor cifra registrada en Estados Unidos ese año, según datos de Línea Directa Nacional de Trata de Personas.

“Ninguna agencia puede hacerlo todo sola, y necesitamos algo más que arrestos para tener un impacto real y duradero en los sobrevivientes, especialmente en los niños”, zanjó Bonta al hablar sobre los millonarios fondos incluidos en el presupuesto para apoyar a las víctimas.

En este sentido el asambleísta estatal Miguel Santiago acotó que “la inversión estatal histórica de 60 millones durante los próximos tres años, junto con los esfuerzos del fiscal general en todo el estado, brindarán a los sobrevivientes servicios muy necesarios como vivienda, alimentos, representación legal y respuesta de emergencia que podrían salvarles la vida”.

El legislador añadió que esto es solo el comienzo y se necesitará la ayuda de la comunidad para erradicar este crimen que vulnera los derechos humanos de las personas.