Thursday, October 28, 2021

Estudio encuentra que 180.000 latinos en EE.UU. se definen como no binarios

Los Ángeles, 24 jun (EFE).- Más de un millón de adultos estadounidenses se identifican como no binarios, de los que 180.000 son latinos, según encontró un estudio revelado este martes por el Instituto Williams, que pretende mostrar un panorama sobre los adultos LGBTQ no binarios que viven en el país.

Los investigadores del Instituto, que hace parte de la Facultad de Derecho de Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), analizó datos de dos encuestas anteriores recopiladas entre 2016 y 2018 y encontró que ahora hay 1,2 millones de adultos LGBTQ no binarios que viven en el país.

El estudio halló que la mayoría de los adultos LGBTQ no binarios son jóvenes, urbanos y nacidos en EE. UU.

Las personas no binarias constituyen aproximadamente el 11% de la población LGBTQ adulta en el país.

En términos de identidad racial o étnica se encontró que 58% de los 1,2 millones de LGBTQ no binarios son blancos, 16% se consideran multirraciales, 15% son latinos y 9% son afroamericanos.

El término no binario se usa para describir a personas que no se identifican exclusivamente como hombres o mujeres, y algunas personas no binarias prefieren usar el pronombre en inglés “they” que no representa a ningún género.

La mayoría de los adultos LGBTQ no binarios no se identificaron como transgénero, detalla el estudio.

Cuando se les preguntó sobre las identidades sexuales, los encuestados no binarios informaron que usan una amplia gama de términos de identidad sexual: una mayoría informó identificarse como queer (31%), mientras 17% se identifican como bisexuales, 17% como pansexuales y 14% como asexuales.

La mayoría de los encuestados en el estudio supuestamente tenían menos de 30 años, vivían en una ciudad y vivían por debajo del umbral de pobreza.

Bianca Wilson, una de las autoras del estudio, dijo al periódico Washington Post que la nueva estimación pretende mostrar a los legisladores exactamente las personas a las que influyen cuando aprueban leyes para proteger contra la discriminación basada en la identidad de género.