Monday, October 25, 2021

Legisladores anuncian acuerdo para atajar los abusos de la Policía

Washington, 24 jun (EFE).- Después de meses de debate, legisladores demócratas y republicanos anunciaron este jueves que llegaron a un principio de acuerdo para aprobar una gran reforma policial que ataje los abusos de los agentes contra las minorías raciales de Estados Unidos.

El senador republicano Tim Scott, el demócrata Cory Booker y la representante demócrata Karen Bass, todos ellos afroamericanos, anunciaron el principio de acuerdo en un comunicado el jueves por la noche.

“Después de meses de trabajo de buena fe, hemos llegado a un acuerdo sobre un marco que aborda los principales temas para una reforma policial bipartidista”, dijeron los legisladores en un comunicado conjunto.

No obstante, reconocieron que “todavía queda trabajo por hacer” para llegar a una versión final del proyecto, que enfrentará una dura batalla en el Senado donde los demócratas tienen una débil mayoría de 50 escaños y necesitarían 60 votos para aprobarlo.

Los legisladores no desvelaron el contenido del acuerdo.

Uno de los puntos que ha complicado las negociaciones es la idea de “inmunidad legal” para la Policía, que hace muy difícil interponer demandas contra aquellos agentes que estén acusados de haber usado la fuerza de manera desproporcionada.

En un comunicado, la portavoz de la Casa Blanca Jen Psaki dijo que el mandatario Joe Biden se siente “agradecido” por el trabajo que los tres legisladores han estado haciendo y “está deseando colaborar con ellos en el camino que queda por delante”.

Este esfuerzo para reformar la Policía se produce después de varios años de protestas por la muerte de afroamericanos a manos de agentes, especialmente tras el caso de George Floyd, asfixiado por un policía blanco en mayo de 2020 mientras rogaba que le dejaran respirar.

La mayoría demócrata de la Cámara de Representantes aprobó a principios de marzo una ley para reformar la Policía que lleva el nombre de George Floyd, pero ese proyecto se ha quedado atascado en el Senado.

Biden quería haber aprobado una gran reforma policial antes del primer aniversario de la muerte de Floyd, el 25 de mayo de este año, pero los fuertes desacuerdos en el Congreso lo impidieron.