Saturday, October 16, 2021

Jackie Cruz denuncia la violencia machista en “Midnight in the Switchgrass”

Los Ángeles, 26 jul (EFE).– La prostitución infantil, los feminicidios y las niñas que se juegan la vida en la calle son el turbulento punto de partida de “Midnight in the Switchgrass”, un thriller policial en el que Jackie Cruz comparte créditos con Bruce Willis, Megan Fox y Emile Hirsch.

La actriz latina, conocida sobre todo por la serie “Orange is the New Black” (2013-2019), presenta este viernes esta película con la que debuta como director Randall Emmett, que como productor firmó cintas como “The Irishman” (2019).

Cruz comentó en una entrevista con Efe que este tipo de películas abordan realidades muy traumáticas como la violencia machista, pero opinó que son necesarias para que no darle la espalda a las víctimas de esas situaciones.

“Siento que estas historias son importantes de contar y que hay que hablar de ellas aunque sean bien difíciles de ver”, argumentó.

MUERTES EN FLORIDA

Basada en hechos reales, “Midnight in the Switchgrass” sigue los pasos de Byron (Emile Hirsch), un agente policial en Florida que, contra viento y marea, sigue el rastro de unos asesinatos y unas desapariciones de chicas ya que cree que detrás de ellos hay un patrón claro.

La ayuda le llegará de parte de dos agentes federales (Megan Fox y Bruce Willis) que trabajan como infiltrados en redes de prostitución.

Dentro de este tenebroso, cruel y áspero universo que refleja la cinta, Cruz se ocupa de Suzanna, la esposa de Byron y que es de los pocos personajes con algo de luz y esperanza en “Midnight in the Switchgrass”.

“Ella es muy fuerte y tiene que recordarle a su esposo que también está su familia, que hay amor y que no se puede olvidar de eso aunque vea tanta violencia y tantas cosas en la calle por su trabajo”, apuntó la actriz.

No obstante, Cruz también indicó que su personaje respalda claramente a su marido en su importante labor policial.

“Le dice: ‘En ese mundo tan violento necesitan a alguien como tú, necesitan a alguien que tenga corazón, que quiera ayudar'”, detalló.

ANÉCDOTAS JUVENILES

En coordenadas completamente distintas a las de la película, Cruz y Hirsch tenían un curioso y divertido pasado en común que se remonta a cuando eran adolescentes.

“Es una cosa increíble porque fuimos al ‘high school’ juntos”, dijo Cruz con una sonrisa.

La actriz contó que ya entonces Hirsch era algo famoso como actor, pero señaló que no se conocían pese a compartir algunas clases.

“Entonces, cuando le conocí por primera vez en esta película, ya que él obviamente no se acordaba de mí, le dije esto y no se lo podía creer”, explicó.

“Conectamos súper rápido, fue una conexión bien fácil. Él conocía a algunas de mis amigas, hablamos de las clases, de lo horribles que eran algunas profesoras… Pero nada más después de hablar esto, la primera escena que tuvimos juntos fue en la que nos besábamos”, recordó entre risas sobre una experiencia que, de alguna forma, le sirvió para “cerrar un círculo” con Hirsch.

FEMINICIDIOS EN LA PANTALLA

Con un tema tan complicado entre manos, Cruz alabó al director Randall Emmett por el tacto con el que, en su opinión, retrató una terrible y brutal realidad como la de los feminicidios y la violencia machista.

“Me parece que estas películas cuentan historias de las que no se habla mucho: de niñas, de lo que está pasando en la vida real, de lo que puede pasar en el mundo, de lo peligroso que es que las niñas estén en las callas”, indicó.

“Fue una cosa difícil y me puso a llorar. Teniendo una hermanita, teniendo una familia… Gracias a Dios, no me ha pasado nada de esto, pero sé que en América Latina esto pasa todos los días. Es una cosa muy fea”, señaló.

En este sentido, Cruz subrayó la importancia del papel de Megan Fox: una agente del FBI tratando de rescatar a otras mujeres.

“Una mujer como la del personaje de Megan Fox entrando ahí… Cualquier tiene miedo, pero a ella no le importa: quiere ayudar y no hay mucha gente que haga eso”, aseguró.