Monday, October 18, 2021

Color e identidad, base del arte de la cultura wixárika en México

Varias personas participan en un taller de telares y bordados, impartido en el Museo Cabañas el 6 de agosto de 2021, en la ciudad de Guadalajara, estado de Jalisco (México). EFE/ Francisco Guasco

Guadalajara (México), 9 ago (EFE).- Las artesanías son un símbolo de identidad para la comunidad indígena wixárika, que con su dedicación y una estética singular plasma en los telares y bordados su concepción del origen de la vida.

Silao Carrillo es un joven wixárika que nació en la sierra norte de Jalisco, en el oeste de México, y cuyas manos crean cinturones, pulseras y otro tipo de artículos con la técnica de telar de cintura, una de las más populares entre las culturas indígenas en el país.

Por el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se conmemora este 9 de agosto, contó a Efe que este conocimiento proviene de su madre, que le transmitió el gusto por las telas y las formas que pueden nacer de enhebrar hilos con una estética particular que refleja la cosmovisión de la comunidad wixárika.

“Más allá de una tradición, es una identidad, una cultura, ese orgullo de querer aprender y seguir practicando estas artesanías. Desde muy temprana edad se aprende, siempre y cuando se tenga esa curiosidad y disponibilidad. Y la paciencia, sobre todo”, indicó.

El indígena tallerista Silao Carrillo posa con un tejido durante un taller de telares y bordados, impartido en el Museo Cabañas el 6 de agosto de 2021, en la ciudad de Guadalajara, estado de Jalisco (México). EFE/ Francisco Guasco

El rojo del fuego, el verde de la naturaleza, el azul del agua y el negro del universo, origen de la vida, son la base de los coloridos bordados de los wixaritari que retratan sus tradiciones y elementos sagrados.

“La estética de las artesanías tiene como base las creencias, los elementos, las deidades que tiene la cultura wixárika, así como sus prácticas tradicionales. En la mayoría de sus artesanías se puede ver mucho lo que es el peyote, el fuego, el agua, porque son los elementos que son sus dioses, su origen”, explicó el joven.

Con 24 años, Carrillo insiste en difundir este arte popular que es cada vez más realizado por los hombres y niños de la comunidad y que, pese a la complejidad de sus formas y su geometría, suele no ser valorado.

“Pareciera que la artesanía está subvalorada, a los artesanos les regatean porque creen que son trabajos sencillos. Sin embargo, tienen una complejidad y años de experiencia, de práctica, este taller se hace bajo la premisa de dar más valor a las artesanías”, indicó.

REIVINDICAR EL ARTE

Varias personas participan en un taller de telares y bordados, impartido en el Museo Cabañas el 6 de agosto de 2021, en la ciudad de Guadalajara, estado de Jalisco (México). EFE/ Francisco Guasco

El joven comparte este conocimiento y la técnica del bordado en un taller dirigido a los asistentes del Museo Cabañas, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en pleno centro histórico de Guadalajara.

“Las artesanías son arte popular, que es la base del arte que conocemos hoy en día y de ahí la importancia de seguirlo conservando, para que se conozca esta cultura”, dijo.

Susana Chávez Brandon, directora del Museo Cabañas, explicó que la intención de que este recinto tenga este espacio para los wixaritari favorece la difusión de su cultura y su arte entre toda la sociedad.

“Lo que hacen los pueblos originarios no es artesanía, sino arte, y la intención es generar una discusión en cuanto a que pueden estar en un museo y tienen derecho a estar en este museo”, concluyó.

Los wixaritari son unos de los 68 pueblos originarios de México, cada uno con su lengua propia.