Friday, October 22, 2021

El ‘dedal’ flexible que genera electricidad con el sudor

Una envoltura delgada y flexible, que se coloca en la punta de un dedo, genera pequeñas cantidades de electricidad al estar en contacto con el sudor o ser presionada, funcionando como una fuente de energía para pequeños sensores y dispositivos electrónicos incluso cuando el usuario está dormido o inmóvil.

+++ El dispositivo desarrollado por ingenieros de la Universidad de California en San Diego (UCSD) en EE. UU., genera electricidad al entrar en contacto con las sustancias químicas presentes en el sudor de la yema del dedo, que transpira de 100 a 1.000 veces más que la mayoría de las otras áreas del cuerpo.

+++ Este dispositivo, que también produce energía en menor medida al ser presionado (al escribir, enviar mensajes de texto, tocar el piano o golpetear al usar el código Morse) es único porque funciona incluso cuando el usuario está inactivo, dormido o sentado, en cualquier momento y lugar, según la UCSD.

+++ “Esta envoltura electrónica genera suficiente energía como para alimentar desde dispositivos de bajo consumo, como relojes de pulsera, calculadoras y termómetros, hasta sensores químicos, microcontroladores, sistemas Bluetooth o pequeños paneles de visualización”, explica a EFE el experto en nanoingeniería Lu Yin.

El dispositivo está recubierto con electrodos de espuma de carbono que absorben el sudor y lo convierten en energía eléctrica. Debajo de los electrodos hay un chip de material piezoeléctrico, el cual genera energía eléctrica adicional cuando se presiona. A medida que el usuario suda o ejerce presión sobre la tira, la energía eléctrica se almacena en un pequeño condensador y se descarga a otros dispositivos.

En sus pruebas, los investigadores hicieron que un sujeto utilizara el dispositivo mientras realizaba actividades sedentarias. Después de 10 horas, la tira recolectó casi 400 milijulios de energía, cantidad suficiente para alimentar un smartwatch durante 24 horas. Cuando el sujeto trabajó con su computadora, realizó algo de mecanografía y dio varios clics con el mouse durante una hora, el dispositivo recolectó casi 30 milijulios de energía.

El equipo realiza más pruebas con el dispositivo con el fin de conseguir que sea más eficiente y duradero. En futuras pruebas lo combinarán con otros tipos de recolectores de energía para crear una nueva ola de generadores portátiles.