Tuesday, September 28, 2021

Perder peso, cuestión de personalidad

Pensador, luchador, ansioso, complaciente, gurmé, socializador. Estos son los seis principales tipos o perfiles de personalidad que ponen de manifiesto las personas a la hora de intentar adelgazar, y cuyas fortalezas y debilidades influyen decisivamente en sus esfuerzos para perder peso, según una investigación australiana.

DESTACADOS.

+++ Investigadores de la agencia científica nacional de Australia (CSIRO) estudiaron a más de 245.000 personas para comprender las características emocionales y de comportamiento que puede facilitar u obstaculizar los regímenes para perder peso de modo saludable, identificando seis tipos de ‘personalidad dietética’.

+++ Quienes encajan dentro del perfil ‘ansioso’, es decir que experimentan fuertes ansias o antojos de alimentos, es preferible que mantengan aquellas comidas que aman “fuera de la vista y fuera de la mente”, explica la doctora Emily Brindal, investigadora científica y autora principal del estudio.

+++ “Hemos comprobado que las personas afrontan de manera diferente el estrés y la incertidumbre que les produce la covid-19, lo cual ha incluido interrupciones en el cuidado de la salud, del estado físico y de las rutinas sociales”, señala Brindal.

Los hábitos saludables le pueden ayudar a bajar de peso

Elija alimentos saludables.
Debe llenar la mitad de su plato con frutas y vegetales.

Coma porciones pequeñas.
Use un plato más pequeño o revise la etiqueta de información nutricional para aprender cuál debe ser el tamaño de las raciones.

Incorpore el ejercicio en su rutina diaria.
Haga jardinería, salga a caminar con su familia, practique algún deporte, inicie un club de baile con sus amigos, nade, use las escaleras, o camine a la tienda o al trabajo.

En conjunto, estos hábitos pueden ser una manera saludable y sin riesgo de perder peso y no aumentarlo de nuevo.

Mito: Los productos de grano, tales como el pan, la pasta y el arroz me hacen engordar. Debo evitarlos cuando trato de perder peso.

Verdad: Un producto de grano es cualquier alimento que hecho con trigo, arroz, avena, cebada u otro cereal. Los granos se dividen en dos subgrupos: los granos integrales y los granos refinados. Los granos integrales contienen todo el germen de la semilla—el afrecho, el germen y el endospermo. Algunos ejemplos son el arroz integral y el pan de trigo integral, los cereales y las pastas. Los granos refinados han sido molidos, proceso a través del cual se remueven el afrecho y el germen. Se hace esto para darle a los granos una textura más fina y aumenta la vida útil de los productos perecederos, sin embargo, remueve la fibra dietética, el hierro y muchas de las vitaminas B.

Es posible que las personas que comen granos enteros como parte de una dieta saludable reduzcan sus posibilidades de desarrollar algunas enfermedades crónicas. Las pautas dietéticas del gobierno sugieren que la mitad de los granos que usted consuma sean integrales. Por ejemplo, seleccione el pan que tenga el 100 por ciento de harina de trigo integral en lugar del pan blanco, y arroz moreno en lugar de arroz blanco. En la sección de Información adicional al final de esta hoja se ofrecen vínculos útiles a estas pautas y al sitio web MiPlato External link, que proporciona información, sugerencias prácticas y herramientas para comer de forma saludable.

Consejo: Para bajar de peso, tiene que comer menos calorías y aumentar la cantidad de ejercicio o actividad física que hace cada día. Establezca y siga un plan de alimentación saludable que reemplace las opciones menos saludables con una mezcla de frutas, vegetales, granos integrales, alimentos con proteína y productos lácteos bajos en grasa:

  • Coma una variedad de frutas, vegetales, granos integrales, y leche y sus productos derivados sin grasa o bajos en grasa.
  • Limite las azúcares agregadas, el colesterol, la sal (sodio) y las grasas saturadas, también conocidas como “grasas sólidas”, que son las grasas que vienen de las carnes grasosas y de los productos derivados de la leche altos en grasa como la mantequilla.
  • Consuma proteínas que sean bajas en grasas como frijoles, huevos, pescado, carnes magras, nueces y pollo o pavo.

¡Coma vegetales y frutas de todos los colores!

Cuando llene la mitad de su plato con frutas y vegetales, elija alimentos con una diversidad de colores intensos. Así obtendrá una variedad de vitaminas, minerales y fibra.

Rojo pimientos rojos, cerezas, arándanos rojos (“cranberries”), cebollas rojas, remolachas (betarraga o betabel), fresas, tomates, sandía

Verde aguacates, brócoli, col (repollo), pepinos, lechuga oscura, uvas, melón verde, col rizada, kiwis, espinaca, calabacita verde italiana (“zuchinni”)

Naranja y amarillo albaricoques, plátanos o bananos, melones, papaya, zanahorias, mangos, naranjas, duraznos o melocotones, calabazas, batatas (camote o boniato)

Azul y morado moras, arándanos azules (“blue berries”), uvas, ciruelas, col morada, zanahorias moradas, papas moradas

¡Aprenda más! Para obtener más sugerencias prácticas sobre una alimentación saludable, consulte la sección de Información adicional para encontrar vínculos útiles a las pautas dietéticas aprobadas por el gobierno federal y al sitio MiPlato External link.