Monday, October 25, 2021

¿Mi pareja me espía a través del celular?

Los ciberacosadores usan programas invisibles o ‘stalkerware’ para vigilar a sus parejas a través de sus dispositivos móviles sin su conocimiento, obteniendo una información que facilita la violencia doméstica y de género y los abusos. Recomendaciones para detectarlo y protegerse.

DESTACADOS.

+++ El ‘stalkerware’ es un software disponible comercialmente que permite vigilar a la pareja. Cuando el ciberacosador lo instala ocultamente en el teléfono o la tableta de la víctima, el programa permite acceder al contenido del dispositivo: mensajes, información de llamadas, ubicaciones GPS y fotos.

+++ “Estas aplicaciones ‘espía’ permiten monitorizar a otra persona de manera remota e ‘invisible’, sin que aparezca en la pantalla el icono de la ‘app’ intrusa y sin que la persona afectada advierta que el ‘stalkerware’ está funcionando y trasmitiendo contenidos”, explica Dani Creus, investigador de Kaspersky.

+++ En Europa, siete de cada diez mujeres que han sufrido ciberacoso a través del móvil mediante software de ‘stalkerware’, también han experimentado al menos una forma de violencia física o sexual por parte de su pareja, según datos del Instituto Europeo de la Igualdad de Género, citados por Kaspersky.

Consejos para combatir el espionaje

Cambiar el código de inicio y desbloqueo. Aunque el uso de ‘stalkerware’ o ‘spouseware’ es una tendencia al alza, no debemos olvidar que la mayor parte de los casos de espionaje en las parejas se realiza por métodos más primitivos y directos. El primer consejo pasa por no revelar el patrón o contraseña de acceso al móvil y cambiarlo de forma periódica. El uso de la huella digital suele ser más seguro que un patrón de desbloqueo, aunque se han dado casos de intentar desbloquear el móvil usando el dedo de la pareja mientras está dormida.

Controlar la configuración e instalación de aplicaciones. Es importante minimizar el número de aplicaciones y evitar que nadie, al margen de nosotros, configure o instale nada en nuestro móvil. Algunas veces las aplicaciones espías se disfrazan de juegos o herramientas del sistema para intentar pasar desapercibidas entre el listado de programas instalados. En otras ocasiones pueden permanecer totalmente ocultas a simple vista.

Cambiar contraseñas y cerrar sesiones de servicios ‘online’. Gmail, Facebook o WhatsApp, entre otros muchos servicios, permiten tener varios dispositivos y/o sesiones abiertas accediendo a nuestras cuentas. Esta funcionalidad permite que podamos disfrutar de estos servicios desde el móvil y también desde el ordenador o tabletas al mismo tiempo. Si sospechamos de que alguien puede estar accediendo a nuestras cuentas podemos cortar el acceso cambiando la contraseña y cerrando todas las sesiones activas en otros dispositivos.

Chequeo de las aplicaciones instaladas. Ya son varios los antivirus que detectan de forma activa el ‘stalkerware’ o ‘spouseware’. Una opción rápida de comprobar si tenemos alguna aplicación maliciosa conocida es mediante VirusTotal Móvil, una solución totalmente gratuita que funciona en teléfonos con sistema Android y aúna la potencia de más de 70 motores antivirus.

Hablar con tu pareja sobre el tema. A veces las personas no son conscientes del impacto que puede tener este tipo de prácticas en la relación de pareja y, además, piensan que es algo normalizado e inofensivo. Debemos recordar que no es ningún juego; de hecho, en España sería delito de descubrimiento y revelación de secretos recogido en el artículo 197 del Código Penal. Se han dado sentencias condenatorias con prisión y multa por el simple hecho de coger un móvil sin permiso y leer conversaciones de WhatsApp. Al margen de los aspectos legales, una conversación en pareja sobre este tema suele ser muy beneficiosa para abordar si queremos o no compartir nuestros dispositivos y qué grado de intimidad esperamos y acordar unas normas básicas que eviten malentendidos a posteriori.