Wednesday, October 20, 2021

Incertidumbre entre solicitantes de asilo en frontera tras fallos judiciales

Los Ángeles, 17 sep (EFE).- Solicitantes de asilo y activistas no saben bien a qué atenerse este viernes después de la orden judicial de ayer de suspender la expulsión de familias inmigrantes por razones sanitarias, fallo apelado hoy mismo por el Gobierno Biden, que además se prepara para restaurar el criticado programa de Donald Trump “Quédate en México”.

“Aquí en la frontera no sabemos que es lo que va a pasar. Estamos en incertidumbre”, advirtió a Efe Linda Rivas directora de Las Americas Immigrant Advocacy Center, una organización que presta ayuda a los solicitantes de asilo en El Paso, en Texas, y Ciudad Juárez, en México.

DEPENDIENDO DE UN FALLO JUDICIAL

El desasosiego se da en medio de varias decisiones de tribunales federales, e incluso del Tribunal Supremo sobre lo que el Gobierno de presidente, Joe Biden, debe hacer con los solicitantes de asilo.

La más reciente decisión fue dada este jueves por un juez federal en el Distrito de Columbia, que dictaminó que es ilegal negar a las familias migrantes con hijos el derecho de asilo aplicándoles la regulación, conocida como Título 42, destinada a proteger la salud pública debido a la pandemia.

Esta medida permite al Gobierno expulsar de manera inmediata a miles de inmigrantes que cruzan la frontera en medio de la pandemia del coronavirus.

El magistrado Emmet Sullivan dio a la administración 14 días para implementar la decisión y en su fallo argumentó que teniendo en cuenta la” amplia disponibilidad” de exámenes, vacunas y otras medidas para minimizar la pandemia, el contagio de la covid-19 no pueda “mitigarse de manera significativa” durante los trámites migratorios en la frontera.

A ello hay que sumar que hace dos semanas un juez federal en San Diego determinó que los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) expulsaron ilegalmente a los solicitantes de asilo de los puertos de entrada y les negaron sus derechos al debido proceso a la hora de presentar sus peticiones de protección.

Estas dos decisiones judiciales favorecerían especialmente a miles de familias.

En agosto, los agentes fronterizos detuvieron en la frontera sur a más de 86.000 personas que viajaban en unidades familiares. De esta cifra, más de 16.200 familias fueron expulsadas cumpliendo la orden del Título 42, según las últimas cifras de CBP.

En total, desde el inicio del actual año fiscal, que comenzó en octubre de 2020, han sido expulsados del país debido al Título 42 más de 950.000 inmigrantes del total de 1.541.561 que han sido detenidos por los agentes migratorios en la frontera.

Los dos fallos han sido aplaudidos por los activistas, y Rivas asegura que en los dos casos los magistrados coinciden con las denuncias de los defensores de los migrantes, y de los mismos solicitantes de asilo.

EL MURO INVISIBLE PARA LOS SOLICITANTES DE ASILO

Pero el panorama no se muestra tan halagüeño este viernes, después de que se conoció que el Gobierno Biden apeló la decisión de Sullivan horas después de conocerse el fallo, y que peleará para mantener el uso del Titulo 42 a las familias migrantes.

A esto se suma que el Tribunal Supremo a finales de agosto se mostró a favor del fallo de un juez federal de Texas que ordenó revivir el controvertido programa de “Quédate en México”, conocido oficialmente como Protocolos de Protección al Migrante (MPP, en inglés) y por el que se expulsó a cerca de 70.000 solicitantes de asilo.

Este miércoles la Administración Biden, que ha propugnado un trato más “humanitario” a los inmigrantes pero ahora buscar mantener el Título 42 para intentar reducir el impacto de la llegada de miles de inmigrantes a la frontera, presentó un informe sobre los pasos que ya ha tomado para cumplir con la orden judicial de implementar MPP.

Eso ha provocado duras críticas de activistas.

Lindsay Toczylowski, directora ejecutiva y cofundadora del Centro Legal de Defensores de Inmigrantes, dijo en un comunicado que “en lugar de hacer lo correcto, (el Gobierno Biden) está tomando el camino de la menor resistencia a expensas de algunos de los seres humanos más vulnerables”.

SIN SABER QUÉ HACER, LOS MIGRANTES SE AVENTURAN A CRUZAR

Para Enrique Morones, activista de larga data en la frontera y que hace parte de la organización Gente Unida, esta confusión y el temor se siente en la frontera, lo que puede causar una estampida de migrantes hacia los EE.UU.

“Lo que está pasando en el sector de Del Río, en Texas, está empujado en esta confusión e incertidumbre”, opinó en declaraciones a Efe.

Este viernes más de 10.000 migrantes, en su mayoría haitianos, se encuentran debajo del Puente Internacional de Del Rio, en la frontera sur de Texas, esperando a que las autoridades migratorias estadounidenses les reciban sus peticiones de asilo.

Morones no duda que esta situación se pueda replicar en otras partes de la frontera y explicó que los migrantes que llegan a Tijuana, en la frontera de México con California, sólo quieren cruzar para solicitar asilo.

“Es una situación muy difícil, y por eso insistimos que la solución la tiene el presidente Biden para que reestructure el sistema de inmigración de una vez por todas”, concluyó.