Saturday, October 23, 2021

La pandemia le costará al sector aéreo 201.100 millones de dólares hasta 2022

Fotografía de archivo en la que se observa a viajeros dirigiéndose para tomar sus vuelos. EFE

Boston, 4 oct (EFE).- Las pérdidas acumuladas por el sector de la aviación comercial en el periodo 2020-2022 a consecuencia de la pandemia serán de 201.100 millones de dólares, señaló este lunes el director general de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), Willie Walsh.

Walsh dijo al inicio de la 77 asamblea general de la IATA, que se celebra este lunes y martes en Boston, que en 2021 las pérdidas ascenderán a 51.800 millones de dólares y 11.600 millones en 2022.

Estas cifras se suman a los 137.700 millones de dólares perdidos en 2020.

“Hemos sobrepasado el peor momento de la crisis. Aunque siguen existiendo graves problemas, el camino de la recuperación está a la vista”, explicó.

Walsh añadió que el segmento del transporte aéreo de mercancías está teniendo buenos resultados y que en 2022, los viajes domésticos se acercarán a los niveles que existían inmediatamente antes de la crisis pero que los mercados internacionales son un problema para el sector.

El director general de la IATA dijo que los viajes internacionales siguen estando gravemente afectados por las restricciones gubernamentales para contener la pandemia.

“La población no ha perdido su deseo de viajar y vemos una sólida resiliencia en los mercados domésticos. Pero están siendo limitados por las restricciones a los viajes internacionales, su incertidumbre y complejidad”, declaró Walsh.

Para Walsh, los viajeros completamente vacunados “no deberían tener su libertad de movimiento limitada de ninguna forma” y subrayó que los gobiernos deberían hacer todo lo posible para que las vacunas estén disponibles a todos aquellos que las quieran.

Sobre las ayudas financieras proporcionadas por los gobiernos al sector, IATA valoró en 110.000 millones de dólares la cantidad que las aerolíneas tendrán que devolver por lo que, junto con los préstamos obtenidos de las instituciones financieras, “el sector está ahora muy apalancado” financieramente.

“No queremos limosnas, pero las medidas de apoyo a los salarios pueden ser necesarias para algunas líneas aéreas hasta que los gobiernos permitan viajes internacionales a gran escala”, declaró Walsh.